USD 5,1 millones se invertirá en la construcción de una línea de conducción para dotar de agua potable a La Merced

Mar 4, 2024

La Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps-Agua de Quito) concluyó los estudios de prefactibilidad, factibilidad y diseños definitivos de la Línea de Transmisión Volcán- El Chorro, que incrementará el caudal para la parroquia La Merced, en 80 litros por segundo, que sumado al caudal existente cubre la demanda actual de agua potable.

La nueva línea (tubería) está diseñada para transportar 140 litros por segundo, de los cuales 60 litros serán distribuidos hacia Píntag, mientras que, los 80 restantes serán destinados a La Merced mediante una derivación.  La inversión prevista es de USD 5,1 millones.

Actualmente, La Merced se abastece con 40 litros de agua provenientes de pozos, con la nueva obra se podrá suplir la demanda beneficiando a aproximadamente a 50 mil personas que habitan actualmente en esta parroquia, además de Alangasí.

La conducción tiene una longitud de 3.5 km de longitud, con un tramo en túnel de sección tipo baúl de 2.55 m de altura por 2.2 m de ancho, con lo cual se pretende evitar problemas de ruptura de la línea debido a deslizamientos o derrumbes.  El proceso de contratación para la construcción de la obra se prevé inicie en el segundo semestre de este año.

Solución definitiva

La Epmaps proyecta una solución definitiva mediante la construcción de una línea de transmisión que va desde Paluguillo- La Merced- Alangasí- y barrios altos de Tumbaco y Cumbayá. Los estudios tienen un avance del 95% y la inversión de la obra será de USD 21 millones.

Hasta que los proyectos sean una realidad, el área operativa trabaja arduamente en la gestión de la distribución de agua mediante control de fugas y conexiones clandestinas. Este trabajo se complementa con las campañas de concienciación de uso responsable de agua.

En La Merced se instalaron tanques portátiles de reserva que se encuentran ubicados en sitios estratégicos para complementar la dotación que se realiza a través de tanqueros.  También se efectúa la operación nocturna de tanques y redes con el fin de que exista servicio en horas de la mañana. El personal trabaja las noches en el llenado y monitoreo de niveles de tanques, fogueo de hidrantes para expulsar posibles tapones de aire y operación de válvulas.


Te puede interesar


Suscríbete a nuestro boletín

Lo más leído