Manabí cuenta con la segunda Área de Protección Hídrica Balsa Tumbada, en el cantón Junín

Ene 12, 2024

Con 400,51 hectáreas de superficie, el Ministerio del Ambiente, Agua y Transición Ecológica, liderado por la ministra Sade Fritschi, estableció el Área de Protección Hídrica (APH) Balsa Tumbada, en la provincia de Manabí. Esta declaratoria, gestionada en coordinación con comunidades y gobiernos locales beneficiará de forma directa a 850 habitantes de la comunidad rural que lleva el mismo nombre, a través de la protección, recuperación y conservación de su estado natural.

En el marco del evento organizado para concretar la entrega oficial del área de protección hídrica, la ministra Fritschi, señaló: “nuestra política hídrica se enfoca en fortalecer la institucionalidad, otorgando especial atención a la Autoridad Única del Agua. Buscamos la integración efectiva de los sectores público, privado y comunitario en la gestión responsable de los recursos hídricos, centrándonos en la protección, restauración y conservación de las fuentes de agua, de sus ecosistemas asociados y contribuyendo a la seguridad hídrica de la población ecuatoriana”.

Por su parte, María Holguín, presidenta de la Junta de Agua Balsa Tumbada, destacó la gestión del organismo rector del agua y el ambiente: “el establecimiento del área es un soporte para nosotros como comunidad; es la base para un futuro responsable que beneficia a las futuras generaciones con el sustento del recurso hídrico, un elemento fundamental para la vida”.

Esta área de protección hídrica se asienta en una zona de alta importancia hídrica; pues en su interior se encuentra la microcuenca alta del Río Mosca, zona específica preservada por esta cartera de Estado y fuente de captación de agua para consumo humano en favor de la comunidad, mediante el abastecimiento de un caudal de 1,88 litros por segundo. Asimismo, este territorio es el hábitat de especies como: monos, gauacharas, guatusos, gavilanes, entre otras especies nativas.

En el marco del evento, se entregaron cuatro viabilidades técnicas para proyectos de agua potable en Portoviejo y Jipijapa; además, se oficializaron dos licencias ambientales, con lo que el MAATE consolida su gestión en términos de sostenibilidad y conservación. Las viabilidades para los Gobiernos Autónomos Descentralizados Municipales se obtuvieron por los créditos provenientes del Banco del Estado (BDE) para financiar los programas relacionados con obras de alcantarillado, agua potable y manejo de residuos sólidos, a fin de generar un impacto positivo en el manejo de los recursos naturales e hídricos.

Se entregaron las Licencias Ambientales para el proyecto: «Construcción, Operación, Cierre y Abandono de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Industriales e Incineración de Desechos Peligrosos, AQUAKLEANER S.A.», ya que es la primera en el tratamiento de incineración en Manabí; asimismo, al «Estudio de Impacto Ambiental Construcción de Subestación Eléctrica de Seccionamiento Montecristi a 69 kV», proyecto que fortalece la infraestructura eléctrica con un enfoque sostenible.

El evento contó con la presencia del gobernador de Manabí, Gustavo Aguilar; Marciana Valdivieso, alcaldesa del GAD Municipal de Manta; José Intriago, alcalde del cantón Junín; el Subdirector cantonal de Desarrollo Territorial; representantes del GAD parroquial de San Lorenzo, CNEL y de la empresa Aquakleaner S.A; miembros de la Junta de Agua Potable de la comunidad Balsa Tumbada; pobladores y beneficiarios.


Te puede interesar


Suscríbete a nuestro boletín

Lo más leído