Jhandry J. es sentenciado por violación a adolescente: haber sido víctima del delito –y un aborto forzado– le provocó la muerte

May 13, 2024

Concluida la audiencia de juicio, en la que Fiscalía presentó gran cantidad de pruebas, el Tribunal de Garantías Penales que conoció la causa acogió el pedido de la Institución y dictó sentencia condenatoria de diecisiete años contra Jhandry J., como responsable de la violación a una adolescente.
Además, deberá pagar 10.000 dólares como reparación integral a la madre de la víctima y su tramamiento psicológico.

La víctima –que tenía 13 años cuando ocurrieron los hechos– falleció en 2023, a causa de las consecuencias de la práctica de un aborto a la que fue obligada por su agresor (de 19 años cuando ocurrió el delito).

En la audiencia de juicio, la Fiscal del caso informó a los jueces que en mayo de 2014, la víctima llegó a la ciudad de Loja desde Macará para un evento familiar. El procesado, Jhandry J., concretó una cita con ella y la llevó a la casa de unos amigos. Luego, aprovechándose de que la agraviada estaba inconsciente –ya que le habría dado bebidas alcohólicas que le hicieron perder la razón– la agredió sexualmente, .

Dos semanas después, cuando la adolescente ya se encontraba con su familia, en el cantón Macará, descubrió que estaba embarazada, por lo que le avisó al hoy sentenciado. El agresor la obligó a que se traslade, nuevamente, hasta Loja, donde convivió con él y sus padres durante cuatro meses.
Con el engaño de hacerle una revisión médica, los padres del ahora procesado (ambos médicos) la llevaron a un centro de salud, donde le dijeron que su bebé había fallecido en su vientre. Ella no les creyó, ya que pudo ver los movimientos y latidos del niño en el equipo de ultrasonido. En otro centro médico, sin su concentimiento, le practicaron un aborto.

A los pocos días volvió a la casa de sus padres y –producto de ese procedimiento no consentido– empezó a tener problemas de salud, que derivaron en una discapacidad permanente de sus órganos reproductivos, lo que finalmente le causó la muerte en 2023.

Con la información que recibió de la víctima, la madre presentó una denuncia en 2015 y se formularon cargos contra el presunto agresor. No obstante, el hoy sentenciado permaneció prófugo de la justicia y Fiscalía solicitó la difusión roja a la Interpol.

Fue detenido en agosto de 2023.

Entre las pruebas más importantes, con las que se confirmó la materialidad del delito y la responsabilidad del agresor, se encuentra el testimonio anticipado de la víctima y el de su madre, resultados de exámenes periciales y gran cantidad de prueba documental.


Te puede interesar


Suscríbete a nuestro boletín

Lo más leído