«La escandalosa decisión de ordenar arresto, es un ultraje moral contra Israel». Benjamín Netanyahu contra la CIP

May 20, 2024

La decisión de la Corte Internacional Penal de emitir orden de captura, contra el primer ministro israelí a Benjamin Netanyahu y su ministro de defensa, tuvo su primera reacción por parte del premir judío. En una grabación de tres minutos Netanyahu cuestiona en duros términos la decisión del fiscal Karin Jam y ha dicho que «dejará una marca eterna de vergüenza en la corte internacional».

Ha dicho además que poner al grupo terrorista Hamas, al nivel de un estado o comparar las muerte de 1200 judíos niños, mujeres y ancianos, a manos de los «asesinos» es inverosímil. Incluso comparó las acciones de Al Qaeda en los ataques a las torre gemelas en el 2001, cuando hubo el ataque terrorista, al decir que nadie se imagina una orden de prisión para el ex presidente Bush y sus funcionarios.

El fiscal Jam acusa a Netanyahu y su ministro de defensa, de ser autores intelectuales de crímenes de guerra en la operación militar a Gaza.

La resolución del fiscal se da cuando la guerra en Gaza supera los siete meses, lo que ha causado 35.400 muertos y 80 mil heridos según la Cruz Roja Internacional y la Media Luna Roja, además millones de desplazados en la Franja. El 7 de octubre, Hamás y otras milicias palestinas atacaron el sur de Israel, en una acción que asesinó a 1.200 israelíes y secuestró a 240 civiles de los que aproximadamente un centenar continúan desaparecidos o retenidos en Gaza.

La acusación a Netanyahu y su ministro argumenta que ellos serían responsables de cargos que incluyen entre otros  el «uso del hambre en civiles como método de guerra, causar grandes sufrimientos al cuerpo o la salud, o el trato cruel como crimen de guerra; el homicidio voluntario y el asesinato como crimen guerra». Además ataques intencionados contra población civil indefensa; el exterminio y muerte causadas por la hambruna por la acción de las fuerzas israelíes, la persecución y otros actos.

La Fiscalía considera que estos presuntos crímenes se habrían cometido «en el contexto de un conflicto armado internacional entre Israel y Palestina, y un conflicto armado no internacional entre Israel y Hamás que se desarrolla en paralelo».



Te puede interesar


Suscríbete a nuestro boletín


Lo último