No nos haga reír AMLO

Abr 15, 2024

Las relaciones entre Estados, se regulan mediante Tratados. Estos establecen las obligaciones de cada uno. El Asilo se encuentra regulado por el tratado conocido como “Convención de Asilo Diplomático” de Caracas, mismo que establece:

Artículo IV.- Corresponde al Estado asilante la calificación de la naturaleza del delito o de los motivos de la persecución.

Pero para que exista ese Estado “asilante” al que se refiere el Tratado, 1ro. debe haberse concedido el Asilo. No es posible hablar jurídicamente de “asilante” ni “asilado”, sino existe una concesión previa de asilo. Y también, el documento de CALIFICACIÓN de la naturaleza política del delito. Documento que no existe.

Además, para poder conceder el asilo, hay un requisito de ADMISIBILIDAD de la solicitud: Artículo III. No es lícito conceder asilo a personas que al tiempo de solicitarlo se encuentren inculpadas o procesadas… o estén condenadas por tales delitos y por dichos tribunales”. ¿Donde está la certificación de que Glas no tiene condenas en el Ecuador? Si México quería tener la condición de Estado “asilante” para poder calificar de político el asilo, tenía que cumplir con la exigencia del Tratado y ANTES de la concesión del Asilo, requerir al solicitante (aún no “asilado”), que justifique la inexistencia de procesos o condenas en su contra, pues de lo contrario estaba incumpliendo el requisito establecido en el artículo III del Tratado como efectivamente sucedió. Glas nunca tuvo jurídicamente la condición de “asilado”, porque México no se la dió.

Lo más grave: la sentencia de Glas, exterioriza la potestad soberana del pueblo del Ecuador de administrar justicia, según manda la Constitución:

Art. 167.- La potestad de administrar justicia emana del pueblo y se ejerce por los órganos de la Función Judicial…”. Y este es el más serio problema de México: Al desconocer nuestras sentencias, violó la potestad soberana del pueblo del Ecuador de administrar justicia en su territorio. Por ende, nada nos obliga a respetar el suyo.

¿Disculpas? No nos haga reír AMLO. Nuestra acción fue la respuesta a su agresión. Esperamos las suyas.


Te puede interesar

¡Confúndelos!

¡Confúndelos!

Einstein dijo: Cualquier tonto puede saber. La clave está en entender.  Sabemos que gracias a la constitución...

Vida intermitente

Vida intermitente

El presidente puede dictar Estados/excepción por conmoción interna, desastre natural o agresión externa. Lo cual no se...

Solo el pueblo salva al pueblo

Solo el pueblo salva al pueblo

Mientras nosotros pensamos en la inmortalidad del cangrejo, el Foro de Sao Paulo (ahora de Puebla) no para nunca. Para...

Narco-comunismo

Narco-comunismo

Tal como describe Arturo Torres en su premiada obra, “El juego del camaleón”, la alianza entre la política y el...


Suscríbete a nuestro boletín

Lo último