El 31 de julio concluye el plazo para acogerse a la remisión tributaria del SRI

Jul 9, 2024

El gobierno de Daniel Noboa anunció una acción excepcional para los contribuyentes del Servicio de Rentas Internas (SRI) hasta el 31 de julio de 2024. Aquellos con deudas podrán beneficiarse de la condonación de intereses, multas y recargos.

Este séptimo proceso de remisión, establecido por la Ley de Eficiencia Económica y Generación de Empleo en diciembre de 2023, tiene como objetivo principal recaudar 700 millones de dólares.

La remisión tributaria permite a los contribuyentes regularizar su situación fiscal mediante el pago de deudas con reducciones significativas en intereses y penalidades. Este mecanismo, utilizado durante más de 16 años por diversos gobiernos, busca no solo sanear las cuentas pendientes sino también inyectar liquidez al fisco.

Según datos recientes del SRI, entre enero y junio de 2024 se han recaudado aproximadamente 250 millones de dólares, lo que representa un 35% de la meta proyectada. Más de 550,000 contribuyentes se han beneficiado hasta el momento, siendo el 52% sociedades y el 48% personas naturales.



A pesar de estos avances, muchas grandes empresas aún no han aprovechado este beneficio. Damián Larco, director del SRI, estima que estas compañías podrían aportar hasta 130 millones de dólares adicionales, aunque es probable que esperen hasta el último momento debido a consideraciones de flujo de caja.

Una diferencia clave de este proceso de remisión respecto a anteriores es que permite a los contribuyentes pagar las glosas señaladas por el SRI de manera individual, sin la obligación de saldar la totalidad de la deuda para beneficiarse del perdón fiscal.

Además, los contribuyentes no están obligados a renunciar a procesos de impugnación vigentes para acogerse a este beneficio, pudiendo continuar dichos procesos legalmente.

Esta iniciativa está enmarcada en la Ley Orgánica de Eficiencia Económica y Generación de Empleo y cubre las deudas tributarias generadas hasta el 31 de diciembre de 2023, excluyendo el impuesto a la renta del mismo año.

El SRI espera que esta medida incentive a más contribuyentes a regularizar su situación tributaria, fortaleciendo así la recaudación de impuestos y beneficiando al Estado en su conjunto.



Te puede interesar


Suscríbete a nuestro boletín


Lo último