Homo Ludens

Feb 24, 2024

El sube y baja del impuesto al valor agregado es un juego de los políticos para entretener a ciudadanos de espíritu pueril; es el mismo sistema de ofrecer rebajas “de oportunidad” después de subir “oportunamente” los precios; el mismo mecanismo político utilizado para desinflar el proyecto que ellos mismos inflaron a favor de los condenados.

Desde que el pensador holandés Johan Huizinga escribió Homo Ludensse ha aplicado la teoría de los juegos a casi todas las actividades humanas. Aunque Huizinga considera el juego como una tendencia instintiva, advirtió que con el tiempo  el juego ya no divierte y degenera en puerilidad.

Ninguna actividad se identificó con el juego más que la política por su insaciable sed de trivialidad, sensacionalismo y masificación. Así mismo, ninguna actividad ha pervertido más las cinco características del juego que señaló Huizinga: el juego es libre; no se confunde con la realidad; difiere de lo ordinario en espacio y en tiempo; genera orden; y no tiene relación con intereses materiales o  ganancias.

La política ya no entretiene porque carece de reglas, provoca caos, miente y roba. Los juegos de la política son absurdos, macabros o abusivos. La existencia de 300 organizaciones políticas o la maraña de miles de leyes, reglamentos y ordenanzas, son la expresión del absurdo.

Franz Kafka pintó en su novela El Proceso las características del absurdo en la organización social propuesta por los políticos: un ciudadano es acusado de algún delito que nunca llega a entender, debe sufrir un proceso que le resulta indescifrable, interminable, caprichoso; sin embargo, termina sitiéndose culpable y reclamando castigo.

Este absurdo lo vivimos todos los días. Esta semana un ciudadano acudió a dar un examen para renovar su licencia de conducir, con el documento que obtuvo pidió turno para el siguiente paso y le concedieron para el mes de abril; miró el documento y advirtió que caducaba antes de la fecha asignada. Son los juegos absurdos de la política.



Te puede interesar

El noborreísmo político

El noborreísmo político

Por Lolo Echeverría Esta semana ha hecho las delicias del correísmo y el noboísmo; han logrado lo que tanto querían:...

El proyecto y el relato

El proyecto y el relato

En la agitada sociedad actual aparecen figuras de famosos, con fiebre de poder, que desafían al sistema y...


Suscríbete a nuestro boletín


Lo último