Mitos sexuales que se deben derribar, según los expertos

Ene 20, 2024

En el intrigante mundo de la sexualidad, las creencias erróneas que rodean al deseo y la actividad sexual son tan comunes como perjudiciales. Es por ello que la sección Well se ha propuesto desentrañar algunos de estos mitos, solicitando la opinión de terapeutas e investigadores sexuales. La profesora emérita de psicología de la Universidad de Florida, Laurie Mintz, advierte que estos mitos no solo son engañosos, sino que también pueden causar un daño significativo.

Mito 1: Los demás tienen más sexo que tú. Debby Herbenick, directora del Centro de Promoción de la Salud Sexual de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Indiana, destaca que este mito persiste a lo largo de toda la vida. Muchos adolescentes caen en la trampa de creer que «todos lo están haciendo», llevándolos a situaciones para las que no están preparados. Este mito también afecta a las personas en relaciones largas, haciéndolas sentir mal al pensar que son las únicas que atraviesan periodos de «sequía».

«Normalizar que hay períodos de poco o ningún sexo en pareja puede ser de ayuda», aconseja Herbenick. Agrega que cuidar la salud física y mental, así como mantener la comunicación íntima con la pareja, son claves para una vida sexual satisfactoria a largo plazo.

Mito 2: Sexo significa penetración. Ian Kerner, terapeuta sexual y autor de «Ellas llegan primero», desafía la noción convencional de que el sexo se limita a la penetración. La idea de que el sexo debe seguir ciertos «guiones sexuales» contribuye a la brecha de placer entre hombres y mujeres en los encuentros heterosexuales. Kerner sugiere que es fundamental superar esta visión estrecha y centrarse en el «coito sin penetración», un término que abarca cualquier actividad sexual que no implique penetración.

«La imagen en las películas convencionales de mujeres teniendo orgasmos rápidos durante la penetración es científicamente perjudicial y falsa», sostiene Mintz. Según una encuesta realizada por Mintz para su libro «Becoming Cliterate», solo el 4 por ciento o menos de las mujeres afirmaron haber experimentado un orgasmo solo con la penetración.

Este llamado a desmitificar la sexualidad busca fomentar una comprensión más amplia y saludable, derribando prejuicios y promoviendo el disfrute pleno y respetuoso de la intimidad.

Mito 3: Las vaginas no necesitan lubricante adicional. Las mujeres posmenopáusicas a veces describen el dolor que experimentan durante las relaciones sexuales con penetración como una sensación de “lija” o “cuchillos”. Pero aunque la sequedad vaginal afecta en mayor medida a las mujeres de más edad, puede producirse en cualquier momento de la vida, afirmó Herbenick, lo que tiene implicaciones para la vida sexual de las mujeres.

Se calcula que el 17 por ciento de las mujeres de entre 18 y 50 años sufren sequedad vaginal durante las relaciones sexuales, mientras que más del 50 por ciento la experimentan después de la menopausia. Señaló que también es más frecuente durante la lactancia o la perimenopausia, y que ciertos medicamentos, incluidos algunos anticonceptivos, pueden reducir la lubricación.


Te puede interesar


Suscríbete a nuestro boletín

Lo más leído