‘La Vida de un Río’: el documental que revela la devastadora contaminación del agua en Ecuador

Abr 28, 2024

«La vida de un río» no solo celebra la belleza natural y la diversidad de flora y fauna que rodean su curso, sino que también documenta los impactos devastadores de la contaminación y los desechos humanos en estas aguas vitales.

Jorge Juan Anhalzer es un reconocido fotógrafo ecuatoriano que ha dedicado más de 25 años a capturar la belleza y la vastedad de la cordillera ecuatoriana. Su vida está marcada por un profundo respeto y conexión con la naturaleza, alejado de la vida urbana y convencional.

Su pasión lo llevó a convertirse en fotógrafo empírico, capturando imágenes impresionantes que han sido publicadas internacionalmente, incluyendo reconocidas revistas como National Geographic. Anhalzer se describe a sí mismo como un «andariego del Ecuador», que documenta a través de sus videos, fotografías y escritos lo que ve y experimenta en sus travesías. Además, ha publicado más de 20 libros que recorren el mundo, siendo apreciados tanto por entusiastas del montañismo como por seguidores de su excepcional habilidad con la cámara.

En esta oportunidad, Jorge Juan Anhalzer, acompañado de Naia Andrade, nos trae otra de sus joyas: «La vida de un río», un corto que recoge en imágenes, el curso de un río ecuatoriano en su recorrido natural de alrededor de 600 kilómetros y documenta cómo sus aguas han sido objeto de un complejo proceso de contaminación y deterioro.

Anhalzer subraya el fin que persigue el documental: “el río transcurre escondido en quebradas, no está presente en la vida cotidiana del ciudadano, pero le ocurren muchas cosas negativas. Es una invitación a reflexionar acerca de lo que le estamos haciendo al río y sobre lo que nos causará a nosotros, los seres humanos”.



¿Cuál fue la inspiración detrás del enfoque narrativo para seguir las aguas de un río ecuatoriano?

No, no es una inspiración, es un dolor. No es lo mismo. Es ser testigo de lo que le sucede a ese río, cómo lo dañamos y contaminamos, y cómo esa contaminación regresa a nosotros a través de los cultivos que riega el río y los peces que viven en sus aguas, los cuales comemos. Esa es la razón detrás del documental.

¿Qué desafíos ambientales y sociales identificó durante la producción del documental que más impactaron su perspectiva sobre la gestión del agua?

Eso, la extrema contaminación. En otros países, como en Cuenca y Loja, logran manejarlo, pero en el resto de los ríos ecuatorianos, como he seguido el caso del río Esmeraldas, esto es un símbolo de la situación en la mayoría de los ríos del país. Ahora, tú lees las noticias, ¿por qué crees que la Agencia de Regulación y Control Sanitario (ARCSA) está encontrando plomo y metales pesados en los alimentos? ¿De dónde crees que viene? De las aguas contaminadas con las que se riegan los cultivos.

¿Cómo cree que el documental puede influir en las acciones y políticas para abordar la contaminación del agua en Quito y otras ciudades ecuatorianas?

Yo espero que a través del documental la gente tome conciencia, algo que generalmente no sucede porque el río está oculto en la quebrada, la gente no lo ve y se olvida. Espero que la ciudadanía en Quito, Latacunga, Ambato y especialmente en Guayaquil, donde la situación es terrible, tomen conciencia. El río Guayas, que abastece el sistema de agua potable de Guayaquil, viene desde las minas de Ponce Henriquez. Los médicos dicen que cada vez hay más casos prematuros de cáncer y la desnutrición infantil se agrava debido a la contaminación, lo que impide a los niños absorber proteínas y hierro. Así que vemos que ensuciar las aguas regresa con venganza. Ahora, si la gente se da cuenta de esto, puede presionar a los políticos para que actúen. Ojalá.


Contaminación del 20% de las Aguas Potables

De acuerdo con distintas investigaciones y datos arrojados por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos-INEC, desde hace 5 años, más del 20% de las aguas para el consumo humano en el país sufre distintos tipos de contaminación. Entre los contaminantes orgánicos e inorgánicos de la basura se incluyen compuestos químicos como los denominados emergentes que son factores de riesgo para la salud humana. Pesticidas, fármacos, drogas, compuestos para el aseo humano, entre otros, los conforman. Su investigación y estudio es objeto de institutos, maestrías y varias carreras de la Universidad San Francisco de Quito. 


No te pierdas el documental:


Te puede interesar


Suscríbete a nuestro boletín

Lo último