La química verde 3

Abr 26, 2024

La química verde también ha jugado un papel fundamental en el impulso de la economía circular y el desarrollo sostenible. A través de la implementación de procesos de producción más eficientes y sostenibles, que buscan maximizar el valor de los recursos y minimizar los impactos negativos en el entorno.

Esta requiere de inversiones significativas en investigación y desarrollo para la creación de nuevos materiales y productos. Estas inversiones pueden resultar costosas en comparación con los procesos químicos convencionales, lo que representa una barrera económica para su implementación. Sin embargo, es importante destacar que, a largo plazo, su adopción puede generar ahorros significativos en términos de consumo de recursos y reducción de impactos ambientales.

Para que esto funcione, es necesario impulsar la colaboración entre el gobierno, la academia y la industria; así como promover políticas y regulaciones que incentiven la adopción de prácticas sostenibles en el sector.  Los gobiernos tienen la responsabilidad de establecer políticas y regulaciones que incentiven la adopción de prácticas sostenibles en el sector productivo. Esto puede incluir la implementación de incentivos fiscales para las empresas que adopten tecnologías más limpias, así como la creación de programas de capacitación y financiamiento para la investigación y desarrollo en el campo de la química verde

Las industrias como contraparte deben tomar un compromiso en la implementación de tecnologías y procesos más sostenibles. Esto implica invertir en investigación y desarrollo para la creación de nuevos productos y materiales, así como en la mejora de la eficiencia de los procesos de producción y también complementarlo fomentando la educación en química verde desde etapas tempranas, tanto en el ámbito académico como en la formación profesional mediante la incorporación de contenidos relacionados con la química sostenible en el pénsum académicos para que las personas comprendan los beneficios y su relevancia para un desarrollo sostenible.

Ejemplos de química sostenible: es la creación de materiales biodegradables y compostables. Estos materiales se descomponen de manera natural en el medio ambiente, evitando la acumulación de residuos plásticos y reduciendo la contaminación. También, se están desarrollando nuevos materiales con propiedades mejoradas, como la resistencia y la durabilidad y de menor impacto ambiental. 

La producción de combustibles carbono neutro, sin contaminación; el reemplazo y reducción de su uso en pigmentos (color rojo, igual que cromo y cadmio para pigmentos naranja y amarillo) que contienen calcio, estroncio y bario.  Los extintores que llevan sustancias “verdes” reemplazando ciertos aspectos nocivos, o gases de tipo halón, que afectan la capa de ozono, las disoluciones acuosas con aditivos persistentes en el medioambiente (fluoro y surfactantes). Hoy se ha reemplazado por surfactantes biodegradables para generar espumas extintoras.

La tintorería ecológica usa CO₂ supercrítico, junto con algún humectante, siendo muy eficaz para eliminar la grasa en tintorerías. Este CO₂ supercrítico del mismo también se lo emplea en la extracción de aceites esenciales de las plantas. Disolventes orgánicos renovables para mayor solubilidad de los solutos y facilidad de separación como el etanol, ácido láctico, terpenos, glicoles, esteres de ácidos grasos y éteres de glicol; lactato de etilo y ésteres de aceite de soja son opciones para sustituir los disolventes derivados de hidrocarburos por otros procedentes de la biomasa, que pueden obtenerse por procesos de fermentación, enzimáticos o de esterificación, con las ventajas de ser biodegradables.

Estas “biorrefinerías” son capaces de producir solventes y biocombustibles en volúmenes que ya permiten su comercialización a precios competitivos para producir jet fuel y otros de los residuos sólido urbano.   En el sector farmacéutico hay innumerables empresas que han desarrollado nuevos procesos con reducción de pasos del proceso y también la generación de desechos mediante la intervención de microorganismos, el uso de ingeniería genética y análisis de ciclo vida de los productos y procesos aplicando los conceptos de la química verde.

También se están utilizando microorganismos modificados genéticamente mediante la biotecnología para el desarrollo de procesos químicos sostenibles que permiten producir productos químicos de interés industrial. Estos microorganismos pueden convertir materias primas renovables en productos químicos de manera más eficiente y sostenible que los métodos tradicionales. También se están investigando enzimas naturales y enzimas modificadas para llevar a cabo reacciones químicas específicas, donde estas actúan como biocatalizadores que permiten reducir los costos de producción y tienen un impacto positivo en el medio ambiente


Te puede interesar

El grafeno funcionalizado

El grafeno funcionalizado

En el año 2010, comenté en un artículo sobre el descubrimiento del grafeno; aclamado como un material...

Crisis en el sector energético 2

Crisis en el sector energético 2

Al presidente Daniel Noboa le toca jugar el rol de Hércules, cuándo como parte de sus 12 tareas le tocó enfrentarse a...

La química verde 2

La química verde 2

La química verde se ha convertido en una disciplina clave para abordar los desafíos ambientales y promover la...

La química verde 1

La química verde 1

Lo verde está de moda, donde los conceptos ecológicos y de eco diseño lideran los mercados; donde los consumidores...


Suscríbete a nuestro boletín

Lo último