La química verde 1

Abr 12, 2024

Lo verde está de moda, donde los conceptos ecológicos y de eco diseño lideran los mercados; donde los consumidores basan su decisión de compra en una etiqueta que contenga palabras como verde, ambiental o sustentable. Todos concordamos que las tecnologías para producir bienes de consumo y servicios deben precautelar tanto el medioambiente como la salud.  Es preferible usar materias primas renovables de preferencia, donde los procesos de elaboración han de diseñarse para minimizar o no producir residuos.

¿Qué se ha hecho hasta ahora al respecto?  Por ello, hoy, los fabricantes apuestan al desarrollo de productos eco amigables y de sostenibilidad, a más de la promulgación de legislación para regulación y control del impacto que ejercen diferentes procesos industriales y particularmente los productos asociados con la industria química. La mayoría de los ecosistemas son tolerantes a ciertos niveles de estrés, los cuales una vez sobrepasados pueden producir desastres ambientales, básicamente son contaminantes cuando se hallan en altas concentraciones de elementos que se encuentran en bajos niveles en la naturaleza.

La química verde ecológica o sostenible pretende dar respuesta a estas necesidades de cambio como parte del concepto de economía circular. El concepto surgió en 1962 con la publicación del libro “primavera silenciosa” de Raquel Carson la cual contribuyó con la puesta en marcha de la moderna conciencia ambiental en nuestra sociedad. Esto significa prevenir la contaminación antes de que aparezca, diseñando procesos más eficientes que minimicen la producción de residuos y precisen menos energía, haciéndolos más rentables y competitivos, basados en la reducción de costes de energía y de tratamiento de desechos.

La química verde se define por 12 principios resumidos a continuación:

Prevenir residuos, usando conscientemente los productos.

Diseñar síntesis químicas menos peligrosas.

Utilizar catalizadores y reactivo seguros.

Evitar los derivados químicos

Maximizar la economía atómica

Utilizar disolventes más seguros y controlar las condiciones de reacción.

Aumentar la eficiencia energética.

Señal de los productos a fin de que sean biodegradables.

Manejar los procesos en tiempo real, para prohibir contaminaciones.

Minimizar el potencial riesgo de accidentes.

La química está en todas partes. En los seres vivos, en la tierra, en el aire y en el mar; vivimos gracias a la química. Esta suministra todos los átomos y moléculas para productos de los que dependemos y las mejoras en nuestras vidas. La química es el motor de la innovación en los campos industriales, salud, alimentación, transporte y consumo. ¿Entonces nos preguntamos que hace la química por nosotros? 

Ha habido experiencias negativas como el derrame accidental de dioxinas en Seveso, Italia, 1976 o gases tóxicos en Bhopal, India, 1984. También se aduce el recalentamiento global por el uso de derivados del carbono que generan efecto invernadero, lluvias ácidas, así como la destrucción del ozono estratosférico. La niebla urbana (esmog) entre otros. Pero la naturaleza se recompone cuando hay los correctivos adecuados.

Estos fueron los costos sobre los que se basó el bienestar y desarrollo durante el siglo XX, pero hoy la conciencia verde que busca lograr una civilización sostenible y que procura prevenir la contaminación antes de que ocurra, ha desarrollado la conciencia para producir bienes de consumo que no deben dañar el medio ambiente. De allí ha partido el concepto de la biorrefinería de productos residuales, de la agricultura, agro industria y de los bosques. Esta se aplica en la producción de biocombustibles, material para tintorería ecológica, polímeros y plástico reciclables; la síntesis verde de medicinas y productos para la salud, disolventes verdes y energía verde también celdas de combustible para movilidad no contaminante y electrolizadores para generar hidrógeno verde cuya combinación en la combustión con oxígeno vuelve a generar agua.

En resumen, la química verde en la medida que se convierte en económicamente eficiente, tecnológicamente consistente y que busque un entorno sostenible, donde la química será el medio para afrontar y traer solución a temas energéticos, producción de agua potable y desalinización, cuidado del medio ambiente, reducción de la pobreza y de las enfermedades así como mejoras en la nutrición.


Te puede interesar

El grafeno funcionalizado

El grafeno funcionalizado

En el año 2010, comenté en un artículo sobre el descubrimiento del grafeno; aclamado como un material...

Crisis en el sector energético 2

Crisis en el sector energético 2

Al presidente Daniel Noboa le toca jugar el rol de Hércules, cuándo como parte de sus 12 tareas le tocó enfrentarse a...

La química verde 3

La química verde 3

La química verde también ha jugado un papel fundamental en el impulso de la economía circular y...


Suscríbete a nuestro boletín

Lo último