Jueves, 18 Agosto 2022
|Coágulos por COVID: identificaron una proteína que puede provocar su aparición en pacientes internados

|Coágulos por COVID: identificaron una proteína que puede provocar su aparición en pacientes internados

 

El COVID-19 es una enfermedad muy compleja. El coronavirus que causa la infección pueda alterar al cuerpo de muchas maneras diferentes, que van desde las más leves hasta las que ponen en peligro la vida. Pueden verse afectados diferentes órganos y tejidos del cuerpo, incluida la sangre.

Un equipo internacional de investigadores logró ahora identificar una proteína que circula en la sangre que desempeña un papel clave para que se desarrollen complicaciones del COVID-19 en los pacientes. Se están también haciendo ensayos para evaluar fármacos que apunten a la proteína.

Una de las complicaciones del COVID-19 puede ser la formación de los coágulos sanguíneos que pueden causar problemas que van de leves a potencialmente mortales. Si un coágulo bloquea el flujo sanguíneo en una vena o arteria, el tejido que normalmente se nutre de ese vaso sanguíneo puede verse privado de oxígeno y las células de esa zona pueden morir.

Se cree que los coágulos de sangre se producen hasta en un tercio de los pacientes hospitalizados con COVID-19. En muchos casos, estos coágulos pueden ser mortales, como las embolias pulmonares, coágulos de sangre que se desplazan a los pulmones. De hecho, en casi un tercio de los pacientes con COVID-19, estos coágulos provocaron la muerte.

Se considera que una respuesta inmunitaria anormal es el principal motor de la COVID-19 grave, y el equipo de investigadores de todo el mundo identificó la relación entre la proteína conocida como “receptor soluble del activador del plasminógeno de la uroquinasa, o suPAR“ y su relación con los resultados críticos en los casos de COVID-19. Se trata de una proteína que circula en la sangre y se origina en las células inmunitarias.

Dentro del equipo internacional que hizo el estudio, se encuentran el doctor Salim Hayek, director médico de las Clínicas del Centro Cardiovascular Frankel de la Universidad de Michigan, y el doctor Shengyuan Luo, médico residente de medicina interna del Centro Médico de la Universidad Rush. Descubrieron que los niveles más altos de la proteína suPAR se asociaban a un mayor riesgo de formación de coágulos sanguíneos.

Publicaron el hallazgo en la revista Journal of the American Heart Association. Hicieron un estudio observacional multinacional de pacientes hospitalizados por COVID-19. Sugieren que los niveles de la proteína “suPAR” en los pacientes hospitalizados por COVID se asociaron con el tromboembolismo venoso, incluida la embolia pulmonar, independientemente de un marcador de formación de coágulos sanguíneos llamado dímero D.

“Tradicionalmente, los médicos utilizan el dímero D, un producto de descomposición de los coágulos sanguíneos, para evaluar la actividad de la ETV”, dijo Luo. “Sin embargo, este marcador ha demostrado ser menos predictivo en el COVID-19, ya que la formación de coágulos sanguíneos está causada en gran parte por una respuesta inmunitaria excepcionalmente anormal al virus”, agregó. (iNFOBAE)

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.