Imprimir esta página
| ¿Una nueva variante del COVID-19 podría regresarnos al inicio de la pandemia?

| ¿Una nueva variante del COVID-19 podría regresarnos al inicio de la pandemia? Destacado

 

Muchos se preguntan cuál será el futuro de la pandemia de coronavirus. ¿Podrá haber una variante que nos lleve de regreso a lo que vivimos en 2020? Esa es el gran interrogante que los científicos tratan de responder.

El virus es impredecible y lo ha demostrado en estos años de pandemia. ¿Qué es lo que más preocupa a los investigadores? El médico oncólogo Elmer Huerta, experto de la Universidad George Washington y ex presidente de la Sociedad Estadounidense del Cáncer, hace un repaso en un nuevo episodio del podcast Coronavirus: realidad vs ficción, por CNN.

Huerta explica que sabiendo que el virus original o salvaje era un virus de ARN —conocidos por su alto potencial de mutación— se temía que desde el primer momento en que comenzara a infectar a las primeras personas empezaría a mutar. Y eso fue lo que sucedió. La primera mutación documentada del virus fue la G614D, que se descubrió primero en Europa y luego en Estados Unidos, se presentó en la espiga del virus, y se pensó que podía aumentar su capacidad infecciosa.

Posteriormente nos fuimos acostumbrando a escuchar de nuevas mutaciones, siendo quizás, el anuncio de la variante Alfa en el Reino Unido a fines de diciembre de 2020 el que inició la larga lista de variantes a las que nos hemos acostumbrado. Luego vimos llegar a las variantes Beta, Delta, Gamma, Épsilon y Mu, entre otras, siendo las ultimas la Ómicron y su hermana, o subvariante, la BA.2.

“Teniendo entonces ese contexto, y cuando se producen aún millones de infecciones en el mundo, es muy probable que se produzcan nuevas mutaciones en el futuro. La gran pregunta es: ¿qué tipo de mutaciones serán? ¿Serán relativamente benignas como ómicron y BA.2, o es posible que se produzca una mutación completamente inesperada que nos regrese a fojas cero? ¿Aparecerá una mutación que nos regrese al inicio de todo?”, remarcó.

Los científicos no pueden predecir el futuro, pero en un reciente artículo de opinión, en The New York Times, investigadores estadounidenses aventuran —basados en lo que la ciencia ha ido descubriendo hasta ahora— cuál sería la dirección de las próximas mutaciones.

En el proceso evolutivo que conduce a su persistencia —dicen los expertos— los virus tratan de conseguir dos propiedades importantes: la primera, ser cada vez más infecciosos, y segunda, evadir los anticuerpos neutralizantes producidos contra ellos por las vacunas o la enfermedad natural. Y eso es precisamente lo logrado por la variante Ómicron y su subvariante BA.2, las que, por un lado, son extraordinariamente contagiosas y, por otro lado, son capaces de infectar a personas ya vacunadas o que han pasado la enfermedad, características que les han permitido causar un altísimo número de infecciones en el mundo.

A pesar de que es imposible predecir si podrá surgir una variante más transmisible que Ómicron y BA.2, los expertos dicen que es muy posible que el nuevo coronavirus esté llegando al límite en esa característica. Ponen el ejemplo de una chita, que por más rápida que sea, su velocidad tiene un límite que es imposible superar. Sin embargo, dicen los expertos que la característica del virus de evadir los anticuerpos neutralizantes y poder infectar a vacunados y personas que pasaron la infección sí podría superarse. (Infobae)

Valora este artículo
(0 votos)