Miércoles, 04 Agosto 2021
Aunque varios productos e intervenciones prometen el aumento de colágeno, hay una forma de producirlo normalmente. Aunque varios productos e intervenciones prometen el aumento de colágeno, hay una forma de producirlo normalmente. Imagen: Pexels

|¿Cómo hacer que el cuerpo produzca colágeno de manera natural? Destacado

El colágeno es una proteína que se encuentra abundantemente en el cuerpo, naturalmente, dado que constituye el 75 % del peso seco de la piel. Forma tejido conectivo, como piel, tendones, cartílagos, órganos y huesos; y además, desempeña un papel fundamental en la estructura y función de las células y tejidos del cuerpo, como los vasos sanguíneos, la córnea, las encías y el cuero cabelludo.

Esta proteína la genera el organismo humano, solo que, a medida que avanzan los años, su síntesis va disminuyendo poco a poco, por lo que es necesario comenzar a tomar suplementos de colágeno, sobre todo en caso de tener más de 60 años.

Para producir colágeno necesitamos el aporte de vitaminas como A y C, que podemos encontrarlas principalmente en verduras y frutas, como cítricos, frutillas, brócoli, zanahoria, tomate, espinacas... Cuando su médico recomiende un suplemento de colágeno, para conseguir mejores resultados y un mayor efecto en su organismo, es muy importante que vaya acompañado de una dieta equilibrada, variada y sana.

Contraindicaciones

El suplemento de colágeno tiene pocas contraindicaciones y no debería afectar a la salud. La dermatóloga Glenda Aguilera señala que la toma del colágeno no tiene mayores efectos secundarios pero en cambio está contraindicado en pacientes que presenta hiperglicemia, problemas gástricos, enfermedad renal crónica o hepática.

En líneas generales, su consumo es aconsejable en deportistas profesionales o personas que entrenan muchas horas al día. La razón es que la actividad física provoca un desgaste a nivel cartilaginoso que implica a las articulaciones, pudiendo provocar lesiones como artrosis, tendinitis, por lo que el colágeno podría ayudar en la prevención. También se recomienda su consumo en personas de edad avanzada o que sufren enfermedades como la artrosis; ya que está comprobado que mejora la función articular y puede disminuir el dolor. Y, por último, en personas que deciden llevar una dieta vegana o sin proteínas de origen animal.

La doctora Narcisa Zambrano explica que se recomienda a las mujeres que tomen colágeno cuando estén llegando a los 40 o 45 años o ya con la menopausia, etapa en la cual se pierde la elasticidad de la piel, que se nota porque empiezan a salir arrugas y aparecen las líneas de expresión y celulitis.

Comer y dormir

Mejorar nuestra alimentación permitirá que nuestra piel, huesos, tendones y articulaciones contengan colágeno constantemente. A continuación detallaremos algunos alimentos que mejorarán su producción de forma natural.

Carnes magras y pescado (en especial azul): Consumir buenas carnes y pescados aporta diversos beneficios, debido a que las proteínas están formadas por aminoácidos y justamente esos son los “ladrillos” con los que se forma el colágeno.

Incluir dos piezas de pescado azul (en Ecuador es posible conseguir atún y cazón) al menú semanal es más que suficiente para disponer de la cantidad adecuada de colágeno en el organismo.

Huevos: Son ricos en aminoácidos y, por tanto, estimulan la producción de colágeno. Dentro de este grupo, los huevos ocupan un puesto privilegiado, al contribuir también en la formación de tejido muscular, prevenir la degeneración ocular en la vejez y reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiacas y accidentes cerebrovasculares. Para aprovechar estos y otros beneficios, basta con incluir dos huevos a la dieta semanal.

Cebolla: Es correcto, la cebolla sí aumenta la producción de colágeno, ya que es rica en azufre, un mineral que interviene directamente en la formación de dicha sustancia. Además, ayuda a mejorar la circulación sanguínea.

Otros alimentos fundamentales para que nuestro organismo genere colágeno:

  • Los cítricos y su vitamina C.
  • El aguacate por su vitamina E.
  • La zanahoria con su betacaroteno.
  • Las nutritivas verduras de hoja verde con su multitud de antioxidantes.
  • Semillas de calabaza y frutos rojos por el zinc.

Además de la dieta, mejorar el estilo de vida con hábitos correctos mejorará la síntesis del colágeno.

Dormir adecuadamente: La melatonina, la hormona relacionada con el sueño, tiene un poder antioxidante y antiinflamatorio, lo que contribuye a reducir los signos de la edad. Además, dormir al menos siete horas incrementa la hormona del crecimiento. Según se ha sabido ahora, unos buenos niveles mejoran la síntesis del colágeno.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.