Martes, 06 Diciembre 2022
Jorge Glas, exvicepresidente. Jorge Glas, exvicepresidente. Redes

Justicia de porquería Destacado

 

Los hechos lo demuestran. Un corrupto cumpliendo condena en libertad, sin devolver un solo dólar robado. Otros mueren esperando la excarcelación, vía habeas corpus. Sobreseimiento posmorten para un estafador. Abogados de medio pelo y jueces de bolsillo prostituyendo en manada al manoseado Código Integral Penal (Coip). La principal fiscal decepcionada e impotente ante la impunidad rampante que amenaza con socavar la poca fe que nos queda en la Justicia.

Mejor descripción del país del “ya que chucha”, imposible.

La pregunta que nos hacemos es quién alza la voz, quien habla por los honestos de este país.

Jorge Glas, exvicepresidente, alias Vidrio, con dos condenas ejecutoriadas y otra en camino, es un privilegiado. Es un hijo putativo de la impunidad y la corrupción, un matrimonio sacramentado por un político prófugo y con poder.

Es probable que Glas no vaya a misa los domingos, menos a confesarse. Tampoco sacará a pasear el perro al parque del barrio, o ir de shopping. Siempre tendrá que andar a la sombra de su oscura conciencia, rodeado de guardaespaldas y militantes, con la fobia -eso sí-, de regresar a la cárcel. Esa es su peor pesadilla.

Podrá caminar sin brazalete, sí. Pero siempre con el sobresalto a flor de piel de que alguien le grite, en su cara, la verdad cruda y dura. Ahora le toca a la Corte Provincial de Santa Elena devolvernos la confianza perdida en el sistema judicial.

Valora este artículo
(6 votos)

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.