Miércoles, 07 Diciembre 2022
Patéticos

Patéticos Destacado

 

Por Jorge Gallardo

Sí, porque en su padecimiento ideológico no les importa hacer el ridículo y, entonces, en su desvergüenza quieren “una Unasur liderada por Maduro” (El Universo, 16.XI.22), o sea por un tirano dictadorzuelo de medio pelo, entrenado en Cuba y que descubre que “soy yo mismo cuando me miro al espejo”.  

Sin esconder sus añoranzas y “afectos vehementes” por el poder, Michelle Bachelet y Ricardo Lagos, Eduardo Duhalde, José Mujica, Dilma Rouseef, Ernesto Samper y (cómo no) Rafael Correa, ex mandatarios de Chile, Argentina, Uruguay, Brasil, Colombia y Ecuador, firman la carta –junto a otros de la misma línea-, enviada a Maduro, pidiendo conformar una “nueva” Unasur, confiando para ello en la visión del venezolano para hacer de la región “un motor impulsor de un nuevo nivel de unidad e integración latinoamericana…”. 

Desde su nacimiento en mayo de 2008, con la firma de 12 países, la Unión de Naciones Suramericanas hasta ahora, en 2022, con los sobrevivientes Bolivia, Venezuela, Uruguay, Guyana y Surinam, exhibe como su mayor logro que los demás integrantes la abandonaron porque el organismo no fue “espacio de integración y de unidad de sus pueblos”, tampoco arrojó “incrementos en la investigación e inversión tecnológica y científica” y menos “hizo más prósperas a las naciones y a sus pueblos”. Tampoco pudo “ser contrapeso de la OEA, al servicio de los Estados Unidos”. 

Dado el actual giro político a la izquierda de Latinoamérica, no sería raro que resuciten al organismo y, otra vez, sea la marcada tendencia ideológica la que en ella destaque, con lo cual tan pronto se produzca la decepción y la frustración de los electores ante sus gobiernos “progresistas” –como gustan llamarse, para no calificarse, sobre todo algunos, de comunistas totalitarios-,  lo más probable es que se produzca un nuevo viraje político hacia la derecha y no será, como dijo Nicolás Maduro, “mucha coincidencia que maten a alguien y al día siguiente esté muerto”.  

Mejor sería que no se registre la “barbaridad” de “mantelar” la Unasur, cuyos resultados de concretarse, sin necesidad de ser profetas, hay que decirlo, serán un total fracaso y de corrupción como el sistema de Compensación Sucre, creado por el Alba que no es la Unasur, pero sí la misma cosa.  

Valora este artículo
(1 Voto)

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.