Jueves, 30 Junio 2022
¿Quién (es) financia (n) la barbarie?

¿Quién (es) financia (n) la barbarie? Destacado

 

Por Jorge Gallardo

La respuesta, con lujo de detalles, le toca darla a Leonidas Iza. Una vez conocida, a él y a todos los financistas se les debe pasar la factura de los costos que la paralización produce a los ecuatorianos. Si plata tienen para vivir sin trabajar, plata deben tener y que les sobra para pagar la destrucción y todos los daños ocasionados.

El régimen central entrega, por ley, recursos a los gobiernos seccionales (provinciales, cantonales, parroquiales). ¿Esos organismos, específicamente los identificados con las acciones de la Conaie, no han desviado recursos económicos para la movilización? Es urgente que la Contraloría General del Estado realice auditorías y exámenes especiales y los resultados los conozcan prontamente todos los ecuatorianos. Hay que saber si se ha cometido o no malversación.

Hay organizaciones no gubernamentales, nacionales y extranjeras (oenegés) que están relacionadas con las comunidades indígenas y otras –de la misma línea beligerante-, que les ofrecen financiamiento para sus actividades (i) lícitas. ¿Cuáles son? ¿Cuánto han desembolsado? ¿Ante quién rinden cuentas de sus actividades y son esas las justifican su presencia?

“Piensa mal y acertarás”, dice un muy popular refrán. ¿No será, acaso, que dineros muy sucios, del narcotráfico, sean los que pagan alimentación, transportación, hospedaje, armamento, bebidas espirituosas y hasta las millonarias pérdidas que significa no alimentar a los animalitos, descuidar las plantaciones, olvidarse de las cosechas, no venderlas en los mercados y perderlas? Y, ¿por qué habría de pensarse en esa tenebrosa posibilidad? Fácil, por la sospechosa coincidencia, según ha hecho notar la ex ministra de Gobierno, María Paula Romo, la protesta y hechos violentos, tanto de 2019 como ahora, se registran cuando se conocen y se investigan vínculos políticos con el narcotráfico. El ministerio de Defensa, avalado por la cúpula militar, también lo ha dicho.

De cualquier forma, a las instancias de control, al gobierno central, al legislativo, a la fiscalía general, a la Policía Nacional y FF.AA., a los administradores de justicia, a los ecuatorianos en general, les toca exigir que se diga, con claridad meridiana, cómo se financia el ‘estallido’ y cuál es el monto que cada día se “invierte” en él (con Iza y otros a la cabeza).

Valora este artículo
(11 votos)

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.