Sábado, 28 Mayo 2022
La casa en orden…

La casa en orden… Destacado

 

A más de los anuncios gubernamentales, en buena parte de los bolsillos populares poco a poco se siente que macroeconómicamente en Ecuador ya “la casa está en orden”; salvo hechos exógenos, tal es la guerra en Europa/Asia que inciden en algunos precios locales y en las exportaciones. Y fue de valientes arreglar el gran desbarajuste -en todo sentido- con el que G. Lasso asumió su administración. Lo digo porque varias veces acometí algo parecido, pero a nivel provincial y en el ámbito de negocios comunes; eso si, contando con la colaboración del personal existente. En cambio, Lasso aún es víctima de la perniciosa burocracia en las distintas funciones del Estado, consolidada en los 14 años de Correa/Moreno, y con la virulenta oposición e inacción del legislativo, dominado por las fuerzas políticas que contradictoriamente los ecuatorianos elegimos.

Pese a lo anterior, las macro cifras son esperanzadoras y anuncian mejores días; cosa deseada por quienes repetidamente sufragamos por el candidato presidencial G. Lasso porque lo consideramos la mejor opción ante Moreno y ni se diga frente a Arauz. Por ello, ahora razonamos, no a favor del Presidente, sino de la sociedad ecuatoriana en si, porque de seguirle la corriente a la oposición que desprestigia lo que honradamente ha logrado el actual gobierno, ellos -que ya fracasaron en su gestión y son los causantes del gran caos y endeudamiento que en este año no se ha podido arreglar del todo- son quienes desean retornar para borrar sus delitos y glosas, como sucedió con la amnistía que infamemente y en un gran paquete el legislativo dio a todos quienes criminalmente atacaron a Quito y al país en octubre de 2019 con el incendio de la Contraloría de yapa, sin tomar en cuenta a los muchos policías que por defender a nuestra capital aún están presos.

Por el bien de nuestras familias, no nos dejemos engañar por la gran publicidad en redes de los fanáticos y/o asalariados de los corruptos que están fugitivos pero enquistados boicoteando, no solo al gobierno, en realidad atacan es al Ecuador entero, y sospechosamente y a la vez, somos agredidos por las narco guerrillas colombianas y los carteles mexicanos de las drogas para quienes Ecuador es un país de tránsito, causando olas de asesinatos en calles y cárceles, donde las víctimas -recordemos- siempre están o han tenido alguna relación con esas narcoactividades, las que son estimuladas por escandalosos fallos judiciales, las blandengues leyes y actitudes precedentes, como a todos nos consta.

En un año como el transcurrido, con las tremendas dificultades enfrentadas, año en el que primero y con honradez G. Lasso -con las gratuitas y efectivas varias vacunas- salvó las vidas y salud de todos nosotros, ahora él nos presenta un horizonte esperanzador, donde no peligra ese dios -con minúscula- llamado dólar, mismo que nos protege y permite relativa tranquilidad en los bolsillos sin las corruptas devaluaciones. Además, como nunca y voluntariamente el Estado aumentó $. 25 dólares al sueldo básico y ya proyectamos gran confianza a la comunidad internacional para atraer la inversión foránea. Por todo esto, para asegurarnos un mejor futuro socioeconómico, es vital que mostremos una patriótica y esperanzadora conducta, sin darles crédito a los cuenteros, corruptos y fugitivos.

Valora este artículo
(2 votos)

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.