Sábado, 28 Mayo 2022
Exitosa administración municipal

Exitosa administración municipal Destacado

 

Por Jorge Gallardo

¿Es la moda lo que incomoda? ¿Son los asuntos sentimentales los que molestan? O, simplemente, ¿es gadejo? Podría, a priori, concluirse que es lo último; nada más.

Mientras cómo vistas no interfiera con el trabajo asignado ni tampoco sea la representación de una conducta inmoral, antiética, que cada quien vista como le parezca. Mientras la vida sentimental no atente contra las normas establecidas para la convivencia privada y pública, el respeto a la intimidad personal es obligatorio. Mientras sólo sea gadejo, no hay de qué preocuparse.

Las atribuciones asignadas a un funcionario público, específicamente a un alcalde, están definidas constitucionalmente y en el Código de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización (Cootad). Son esas las que le toca cumplir. En ninguna parte se establecen normas sobre formas de vestir o cómo se debe enamorar, casar, alumbrar, divorciar, etcétera. Y está bien que no existan. La vida humana incursa en la ley, merece sanción de la autoridad competente.

Cuando miles de kilómetros de calles son construidas, reconstruidas, pavimentadas, bacheadas, adoquinadas, compactadas, rellenadas; centenas de parques construidos, mejorados; decenas de miles de árboles sembrados; miles de títulos de propiedad entregados; miles de personas atendidas gratuitamente en su salud en dispensarios, clínicas móviles y hospitales del Día; miles beneficiados gratis con educación (infraestructura, becas, mochilas, tabletas); miles de discapacitados físicamente, con problemas de drogadicción, en situación de calle, atendidos en centros especializados; miles calificados para acceder a programas habitacionales baratos y dignos; perros y gatos recuperados, entregados en adopción y protegidos en lugares apropiados; miles acceden a las plataformas digitales y hacen trámites por esta vía; miles se acogen a la regularización del uso de suelo; miles reciben gratuitamente paquetes de alimentos; centenares de mujeres privadas de la libertad se capacitan y obtienen ingresos económicos, otros tantos consiguen trabajo a través de la Bolsa Municipal de Empleo, muchos han montado sus propios huertos familiares y, en fin… día a día, sin descanso, con mucho tesón y mucho amor, se logra el progreso y el bienestar de la ciudad y de su comunidad, parece ser que es esto lo que verdaderamente trasciende.

El modelo de gestión municipal implementado en Guayaquil desde 1992 hasta la fecha sigue transitando el sendero del éxito y goza de perfecto estado de salud, para despecho de los críticos de la moda y seudo especialistas del corazón.

Valora este artículo
(1 Voto)

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.