Imprimir esta página
Sobre “Absurdistán”…

Sobre “Absurdistán”… Destacado

 

Por Melvyn O. Herrera

Hace unas décadas el iluminado Presley Norton bautizó así a la forma de vida de este “reino del absurdo” en el que vivimos. Al pensamiento de Norton me atreveré a complementarlo con un sucinto génesis y algo más:

Puede decirse que este “Absurdistán” nació con el descubrimiento y conquista de esta tierra morena; creció luego en los fragores de la independencia y la posterior republiquita bananera que surgió; consolidándose en los largos años -con pocas excepciones- bajo la ruin y atroz “partidocracia”; ésta causó la década desperdiciada, derrochada y más negativos calificativos del “correato”, mismo que con un apagón nos impuso al “morenato”; no sucediendo entonces otra cosa que el ungido licenciado, no lo traicionó, sino que se le rebeló al que por ahí califican como un “Ángel del mal”; quien, dicen, desde un ático belga, vía electrónica irradia sus complejos, frustraciones y ambiciones.

Persistió por tercera vez en sus propósitos, alguien quien ciertamente no necesita hacer lo que está haciendo -y en que tremendos y graves momentos lo hace- porque él desde cuando era casi un adolescente trabajó, aprendió y progresó en la línea de vida y actividades que el destino le deparó. Pensamos muchos, que lo que este medio manabita por su ascendencia materna, desea para su posteridad, no es dinero ni poder; él incansablemente ahora trabaja porque quiere captar de sus conciudadanos, para legarlo a su entorno familiar y descendientes, un destacado sitio en la historia de esta patria. ¡Sublime!

En franca lid lo elegimos para que desde el Ejecutivo dirija sacarnos del profundo hoyo en el que yacemos desde hace rato, pese a la lotería petrolera que desperdició el “correato”, agravado por la actual pandemia, la que estamos superando desde fines de mayo reciente, cuando quien aludo, asumió la presidencia de esta nación; pero también elegimos a quienes nos propuso la partidocracia, sucediendo en estos pocos meses que el Ejecutivo, en el cuidado de la salud del pueblo demostró su coherencia y capacidad.

Contrariamente, la mayoría de los legisladores elegidos y sectores extremistas de todo lado, mostraron lo que ellos son y poseen en sus mentes, amenazando y boicoteando a diestra y siniestra, sin siquiera debatirlas, las positivas iniciativas de variada índole que presenta el Ejecutivo.

Ratificándose así el remoquete de “Absurdistan” que Norton dio a estas circunstancias que él vivió y aún perduran; las que se extienden desde este lindo Ecuador del alma, continúa en los países vecinos y prosigue en la mayoría del orbe, con muy pocas excepciones; lo que yo endilgo a la parte negativa de la naturaleza misma del homo sapiens, nuestra especie dominante que se jacta de inteligente… ¡Cuánta razón tuvo Presley Norton!

Valora este artículo
(5 votos)

Artículos relacionados (por etiqueta)