Lunes, 27 Septiembre 2021
Estado de excepción en El Oro

Estado de excepción en El Oro Destacado

Por Jorge Gallardo

Los casos de covid con la variante delta superan el centenar y 10 son los muertos. Y los esfuerzos se multiplican para que no se rompa el cerco epidemiológico.

De los contagiados y muertos, con la cepa mencionada, la mayoría son de los cantones orenses Machala, Santa Rosa y Pasaje. Se cree que por Huaquillas y desde el Perú “ingresó” la enfermedad. Como se ha establecido científicamente, la variante es menos letal pero más contagiosa y lo que se busca, con razón, es impedir su propagación por todo el territorio nacional. (Se han detectado infectados, sin embargo, en Manabí, Guayas, Cañar, Azuay y Pichincha).

El presidente Guillermo Lasso, atendiendo una exhortación del Comité Nacional de Operaciones de Emergencia (COE), decretó estado de excepción del 14 al 28 de julio en El Oro y en Guayaquil, y después lo prorrogó hasta el 27 del mes que corre. La disposición, no obstante, es cuestionada por los orenses que, con razón, sienten un durísimo golpe en su ya escuálida economía, afectada por la misma pandemia durante muy largo tiempo (desde marzo de 2020).

Sería conveniente, entonces, que las medidas impuestas sean revisadas y que se dé respiro a los sectores productivos. Que sean más bien los COE cantonales los que decidan lo mejor para sus comunidades. Pues, en El Oro, inclusive, su composición geográfica cantonal es muy diversa y en la parte alta (Balsas, Marcabelí, Piñas, Portovelo, Atahualpa, Zaruma, Chilla y Las Lajas), no se ha registrado ni un solo caso de covid/delta, y tampoco recibe la cantidad de peruanos y venezolanos que pasan por Huaquillas, que se quedan allí o se trasladan a Machala, Santa Rosa, Pasaje y Arenillas.

Son realidades distintas, sin embargo, el estado de excepción es para todos. Sería bueno, insistimos, dar más libertad a los comités cantonales, cuyos miembros –a diferencia de los que deciden desde Quito o desde la capital provincial-, sí conocen con exactitud lo que pasa en sus comunidades. La reactivación económica, las urgentes necesidades de la gente, así lo exigen.

Valora este artículo
(1 Voto)

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.