Lunes, 15 Agosto 2022
¡Procesionar!

¡Procesionar! Destacado

0001A -JORGEGALLARDO 974a4 Por Jorge Gallardo

No sólo a caminar, sino a hacer de la oportunidad confirmación de creencia y fe en un único Dios omnipotente y omnipresente, siempre listo para escuchar y responder positivamente, fue la invitación del sacerdote, en la fiesta de Corpus Christi.

En medio de lo complejo de entender cómo “un trocito” de pan y “un poquito” de vino se convierten en el Cuerpo y la Sangre de Cristo –y así es aceptado dentro del dogma católico-, el cura en su prédica llamaba a los feligreses a procesionar para darle fuerza a ese hecho extraordinario, y pedir, en conjunto, porque se supere la pandemia y se combata efectivamente la pobreza, la inequidad, la inseguridad, la corrupción, la violencia intrafamiliar, el narcotráfico, etcétera, por el bien del país y, fundamentalmente, de todos los ecuatorianos.

Cuando el presidente Lasso nos habla y nos repite eso del “Ecuador del encuentro”, me lleva a hacer un símil (observando la diferencia en lo espiritual), entre nuestro país actual y la invitación del sacerdote a procesionar. ¿Por qué no, también, aceptar la exhortación presidencial? La situación del país, derivación de casi 15 años continuos de desgobierno, más una serie de hechos que provoca la globalización, nos obliga, parecería, a encontrarnos y a caminar juntos en la búsqueda y el hallazgo de soluciones que pongan al Ecuador en el sendero de la recuperación, del bienestar, de la prosperidad.

Es muy difícil, si no imposible que el gobierno central, solo, pueda lograr que el país salga del atolladero en el que se halla. Requiere del apoyo de los poderes del Estado, del sector público y del emprendimiento privado, pero especialmente de los ciudadanos, sin distingos de nada.

No se trata de desconocer las diferencias políticas e ideológicas, tampoco la existencia de legítimos intereses y de visiones distintas para lograr un mejor país. Se trata de deponer y de ceder posiciones extremas, conciliar y encontrar coincidencias por el bien común. Sí, es posible. Entonces, a encontrarse y a procesionar juntos por el Ecuador exitoso que todos queremos.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.