Lunes, 15 Agosto 2022
Hijo de ecuatoriano condenado a muerte en EEUU pide revisión de sentencia

Hijo de ecuatoriano condenado a muerte en EEUU pide revisión de sentencia Destacado

 

Francisco Serrano, hijo del ecuatoriano Nelson Serrano, que con 83 años es el hombre de más edad en el corredor de la muerte de Florida y posiblemente de todo EE.UU., clama este miércoles por que la Justicia de este país "repare la injusticia" cometida con su padre y no se dilate más su revisión de sentencia.

Serrano (Quito, 1938), con graves problemas de vista y auditivos, lleva 15 años en el corredor de la muerte en Florida por un cuádruple asesinato ocurrido en 1997 del que se declara inocente.

El ecuatoriano-estadounidense ha alegado siempre que se encontraba a cientos de kilómetros (en Atlanta, Georgia), en un viaje de negocios, el día en que ocurrieron los crímenes en las oficinas de la compañía en Bartow, en el condado de Polk (Florida).

Y así lo corrobora un video del hotel en Atlanta donde se hospedó ese día: el 3 de diciembre de 1997.

Los fiscales, sin embargo, convencieron al jurado en el juicio en 2006 de que Serrano voló ese día de vuelta a Florida bajo nombre falso, perpetró los asesinatos y regresó esa misma noche en otro vuelo a Atlanta.

PRUEBAS CLAVE OCULTADAS POR EL ESTADO

En una entrevista con Efe, su hijo Francisco pide a la Justicia estatal el fin de la demora en la revisión de sentencia sobre la pena de muerte impuesta a su padre, sin fecha determinada todavía.

Se trata de una resolución que se ha postergado en 4 o 5 ocasiones y que permitiría a los abogados de Serrano presentar al jurado "pruebas clave que fueron ocultadas" durante el juicio.

Por ejemplo, señala, "las pruebas de ADN" halladas en el lugar de los asesinatos y la documentación sobre "la tercera arma, un rifle militar que fue ocultado" por la Fiscalía y el testimonio de un testigo ocular.

Serrano no titubea al asegurar que el proceso contra su padre está plagado, desde su "secuestro" en Quito (Ecuador) en 2002, de un largo rosario de "violaciones de los derechos humanos, manipulación y falsificación de pruebas, corrupción de la Fiscalía" e incluso "irresponsabilidad" de la jueza que presidió el caso.

En cuanto a la vista para resentencia, aun cuando no se trata de un nuevo juicio, "sí hay un nuevo jurado al que poder presentar los hechos y que tomen la decisión entre pena de muerte o cadena perpetua", explica Francisco Serrano, de 57 años.

En opinión de Serrano, "está claro que fue un asesinato por narcotraficantes, un ajuste de cuentas, porque una de las víctimas, Frank Dosso, traficaba con cocaína".

En este caso decir que su historia es de película no es un lugar común o frase hecha. (Ecuavisa)

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.