Jueves, 26 Mayo 2022
Estados Unidos abrió dos centros de procesamiento de migrantes en frontera

Estados Unidos abrió dos centros de procesamiento de migrantes en frontera Destacado

 

Para responder a la ola de migrantes que llegaron a Estados Unidos, desde el año 2018, provenientes -en su mayoría- de latinoamérica, la Patrulla Fronteriza construyó dos centros de procesamiento en los estados de Texas y Arizona, con el fin de organizar el registro y retorno de las personas que intentan cruzar la frontera de manera irregular.

A estos centros, uno en El Paso, construido hace dos años, y otro provisional en Tucson, levantado con grandes carpas hace 18 meses, llegan los migrantes retenidos en su intento de cruzar la frontera. De acuerdo al agente Walter N. Slosar entre octubre de 2020 y octubre 2021 se registraron 193 mil ingresos, 47 mil de ellos fueron ecuatorianos.

Al llegar, las autoridades de salud hacen una revisión médica a los migrantes. Solamente realizan pruebas de covid-19 a los niños y niñas, y a quienes tienen síntomas. Cuando los médicos detectan heridas graves, muchas veces provocadas por la caída desde las altas rejas del muro, los migrantes son trasladados a hospitales cercanos para ser internados y atendidos, antes de procesar el retorno a su país de origen.

Luego, registran los datos personales mediante un software que conecta con con otras instituciones estadounidenses relacionadas con los procesos que deben cumplir los migrantes irregulares. Posterior a la entrevista les entregan ropa nueva, y proporcionan facilidades de aseo personal, antes de ser conducidos a unas habitaciones amplias en donde caben alrededor de 50 personas.


Ministerio de Educación reapertura bibliotecas a escala nacional


La distribución de migrantes consiste en ubicar a mujeres, hombres, niños y niñas en habitaciones separadas. Los cuartos tienen colchonetas grises que se distribuyen en el suelo dependiendo del número de migrantes que haya en cada espacio. Allí la patrulla fronteriza entrega cobijas térmicas.

Los niños y niñas no acompañados son llevados a una oficina gubernamental para analizar su caso. “En marzo de 2021 llegaron muchos niños solos”, comentó el agente Mario Escalante.

En los centros de procesamiento, los migrantes reciben tres comidas diarias, pero pueden solicitar snacks y agua de manera permanente. La cocina está llena leche de fórmula, teteras, frutas, cereales y comida empaquetada, refrigeradores y microondas. Tienen 11 cabinas telefónicas que según los agentes pueden ser usadas cuando los migrantes así lo requieran.

El agente Slosar informó que la construcción del centro costó 54 millones de dólares y que su mantenimiento anual cuesta alrededor de 30 millones. El valor en comida al año se aproxima a los 3 millones.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.