Martes, 27 Septiembre 2022
22 años de prisión por robo con muerte al 'curandero de Taracoa' de Orellana

22 años de prisión por robo con muerte al 'curandero de Taracoa' de Orellana Destacado

 

Las jugosas ganancias económicas que generaba José T. M. impartiendo medicina alternativa a los pobladores de la parroquia de Taracoa, en el cantón Francisco de Orellana, lo convirtieron en blanco y víctima de la delincuencia.

Uno de los responsables del asalto que sufrió el 6 de junio de 2018 ya está tras las rejas. Se trata de Michael Baltazar Ch. P., sentenciado a una pena privativa de la libertad de veintidós años, tras haber sido declarado culpable –como autor material– del delito de robo con muerte.

Vicente Chamba Paucar, fiscal que llevó el caso, demostró científicamente que el procesado participó directamente en la infracción penal. La abundante prueba pericial, testimonial y documental que presentó en la audiencia de juicio sirvió para establecer que no solo estuvo presente durante el violento asalto, sino que fue él quien provocó la muerte de José T. M. con un arma de fuego.

La prueba practicada por Fiscalía en la audiencia de juicio incluyó los testimonios de agentes de Policía a cargo de la investigación, del primo de la víctima –testigo presencial del hecho– y de la hija de José T. M. Los dos últimos reconocieron a Michael Baltazar Ch. P. como la persona que dio muerte al “curandero”, como lo conocían en la parroquia de Taracoa.

La defensa del procesado pretendió deslindarlo de su responsabilidad en el crimen, asegurando que para la fecha en que ocurrió el robo, él estaba internado en una clínica de rehabilitación en Guayaquil, a la que supuestamente ingresó el 5 de abril de 2018, recibiendo el alta el 21 de julio del mismo año.

Sin embargo, la investigación del fiscal Chamba desmontó esa teoría: llamó a testificar al Director de dicho centro, quien indicó al Tribunal que la persona que llegó a internarse identificándose como Michael Baltazar Ch. P. no era la misma que está procesada por esta causa.


Comisión legislativa verifica hundimiento de viviendas por minería ilegal en Zaruma


Fiscalía también dispuso una pericia grafotécnica que se practicó a los rasgos de la firma del procesado, misma que no tenía coincidencias con la rúbrica que constaba en los registros de ingresos de la clínica de rehabilitación.

De esta manera, Fiscalía probó que este hecho fue previamente planificado, pues el acusado hizo ingresar al centro de adicciones a otra persona que proporcionó sus datos personales, pretendiendo hacer creer que el 6 de junio de 2018 él no se encontraba en la escena del crimen.

Además, el agente investigador señaló –en su testimonio– que, en un análisis hecho a la cuenta de Facebook del acusado, se encontró un video posteado por él, el 13 de mayo de 2018 en una celebración por el Día de la Madre, lo que también prueba que no estuvo internado.

El día del asalto, el acusado y seis personas más ingresaron el inmueble en el que José T. M. brindaba sus terapias. Fingieron ser pacientes y aprovecharon la oportunidad para atacarlo con armas de fuego.

Michel Baltazar Ch. P. forcejeó con el agraviado y le disparó a la altura del cuello. La víctima fue trasladada a una casa de salud en la que finalmente perdió la vida.

Por estos mismos hechos, Wagner Leonardo C. y Jonathan Humberto A., en 2021, también recibieron sentencia condenatoria de veintidós años de prisión como coautores del delito de robo con muerte.

La sentencia condenatoria se emitió con base en el artículo 189, inciso sexto, del Código Orgánico Integral Penal (COIP). Además, el procesado fue multado con 600 salarios básicos unificados y el pago de una reparación integral de 30.000 dólares a favor de los herederos de la víctima.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.