Lunes, 15 Agosto 2022
Celdas de Penitenciaría albergan hasta 20 personas; capacidad es de seis

Celdas de Penitenciaría albergan hasta 20 personas; capacidad es de seis Destacado

 

Las celdas de la Penitenciaría de Guayaquil fueron construidas para albergar entre cuatro y seis personas. Pero el hacinamiento que presenta esta cárcel hasta este sábado 20 de noviembre del 2021es alto.

Guías penitenciarios que laboran en este centro confirman que actualmente en cada celda conviven entre 17 y 20 personas.

Los uniformados relataron a El Comercio las condiciones de vida de los presos, tras los muros de la cárcel más peligrosa del Ecuador; y en donde hace una semana se produjo una masacre que terminó con la vida de 68 personas.

Lo primero que describen es que en las celdas la gente se acomoda como puede. Hamacas, toldos y cartones son utilizados para improvisar una cama en techos, paredes y suelos.

La gran afluencia de detenidos genera que el calor en cada pabellón sea intenso. Incluso, los guías dicen que el ambiente se asemeja a las paredes de un horno. De allí que la mayoría de presos camina y duerme con el dorso desnudo y con pantalones cortos.

La alimentación es otro factor que se afecta por la gran cantidad de detenidos. En el último informe de la Comisión de Soberanía de la Asamblea Nacional se recoge parte del testimonio de los guías.


122 presos se quitaron la vida en seis años


En uno de los relatos, un uniformado cuenta que entregan la comida a los cabecillas de cada pabellón y que son ellos los que se encargan de la distribución a los presos. “Solo Dios sabe lo que ocurre allí adentro”, señaló un uniformado.

Por eso, el ente legislativo recomendó al Estado que se verifique y se mejoren estos procesos. El Organismo Técnico de Rehabilitación Social también da cuenta de que la violencia se registra por el alto porcentaje de hacinamiento en esta cárcel.

Tras sus muros actualmente hay 8 542 personas y su capacidad máxima es de 5 200. Es decir, el hacinamiento en esta cárcel asciende al 62,8%.

Por eso, desde la última masacre, en donde fueron asesinados 68 presos, esta prisión está resguardada por decenas de militares y policías. Los uniformados están distribuidos en los primeros tres anillos de seguridad.

La mañana de este sábado 20 de noviembre de 2021, militares y agentes estaban custodiando los accesos principales. Equipados con fusiles y revólveres vigilaban tanto fuera como dentro de la cárcel.

Familiares de detenidos también se encontraban en los exteriores pidiendo información sobre los horarios de visita. Otros, en cambio, pedían entregar medicamentos para quienes permanecen detenidos. (El Comercio)

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.