Miércoles, 17 Agosto 2022
Aterrizajes ilegales, en la mira del Ministerio de Defensa

Aterrizajes ilegales, en la mira del Ministerio de Defensa Destacado

 

No hay radar, sí vigilancia. El ministro de Defensa del Ecuador, Luis Hernández, ha insistido ayer en que la deficiencia que existe ahora que no está habilitado en el radar del cerro de Montecristi ha sido suplida con otros radares ubicados en zonas e incluso desde buque de la Marina.

Así lo explicó ayer en una entrevista con la presentadora Tania Tinoco, de Ecuavisa, dos días después de que se registren explosiones en el lugar donde estaba ubicado el dispositivo de seguridad.

En el país existen cerca de dos mil pistas clandestinas. Y ante esa realidad, el ministro ha especificado que el control del territorio se continuará con la búsqueda de formas legales de obstaculizar el aterrizaje en estos espacios.

Negó en el encuentro que haya habido algún problema previo con el radar, de fabricación española. “Funcionaba y estaba conectado a todo el sistema de defensa nacional. De hecho, funcionaba tan bien, que los últimos diez días no se detectó nada irregular en el sitio”, aseguró el funcionario.


Aguiñaga dice que la Fiscalía quiere destituir a los legisladores de UNES


El lunes pasado ya aseguró que hay un seguro que cubre los daños que están siendo investigados y esto también fue ratificado en esa entrevista, puesto que ha habido rumores de que no estaba cubierto. “No hay problema con el seguro”, aclaró, y adelantó que ya hubo un desembolso de $ 600 mil por la póliza, pero señaló que aún hay “un tiempo para que la compañía lo reponga”.

El cerro Montecristi, por su ubicación, es un sitio estratégico para la vigilancia de los tráficos aéreos no identificados que podrían ingresar a buscar droga. Hasta el mes pasado, la FAE había interceptado a al menos cuatro aeronaves ilegales en el territorio. Ninguna en Manabí, precisamente por la inexistencia de un sistema de monitoreo de avionetas, según señaló entonces el comandante de la FAE, Geovanny Espinel. De allí la trascendencia.

El radar fue instalado el mes pasado, luego de algunas oposiciones de comuneros que alegaban supuestos daños ambientales, que el Gobierno eludió con el argumento de que el radar ocupa 2,5 hectáreas de las 1.280 que tiene el cerro. La explosión tuvo lugar el pasado 7 de noviembre.

Aún se espera el informe de la Policía sobre este caso, confirmó por su parte el jefe del Comando Conjunto de las FF.AA., Valm. Jorge Cabrera Espinosa. (Expreso)

Valora este artículo
(1 Voto)

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.