Jueves, 26 Mayo 2022
Unicef lamenta que Ecuador detenga la reapertura de escuelas

Unicef lamenta que Ecuador detenga la reapertura de escuelas Destacado

 

Según un reciente monitoreo realizado por Unicef, a nivel nacional, el 70 por ciento de los hogares con niños, niñas y adolescentes que están en clases presenciales sostuvo que la reapertura ha sido un proceso positivo e incluso altamente positivo. La encuesta demostró que el 95 por ciento de estos hogares conoce los protocolos y alrededor del 90 por ciento aseguró que se ha implementado el uso de la mascarilla, el distanciamiento físico, y el lavado de manos con agua y jabón.

Según el estudio, en 9 de cada 10 hogares, los niños han mejorado su estado anímico con el retorno a clases, y en 8 de cada 10 familias, los niños se sienten más motivados a aprender.

De acuerdo con datos oficiales, los casos positivos de COVID-19 en estudiantes que han asistido a clases semipresenciales representa el 0.007%. Es decir, son 36 casos de 806.380 estudiantes1.

La evidencia demuestra que las escuelas no son un foco de contagio y que un retorno seguro a las aulas es posible: los protocolos se cumplen, los niños están felices y aprenden más con las clases presenciales.

“Hacemos un llamado al Comité de Operaciones en Emergencia (COE) a revisar la decisión de posponer la reapertura de escuelas. El riesgo de que los niños no asistan presencialmente a clases es demasiado alto y se agrava cada día que pasa, en especial para los más vulnerables, quienes están más expuestos a trabajo infantil, violencia y explotación”, afirma Juan Enrique Quiñónez, representante a cargo de Unicef Ecuador.

El no acudir a clases presenciales genera pérdida de aprendizaje para todos los niños, niñas y adolescentes, amplía la brecha entre quienes tienen recursos para continuar con la educación a distancia y quienes no, además supone menores posibilidades de desarrollar habilidades sociales y repercute en mayor medida en la salud mental.

El estudio revela, por ejemplo, que solo el 47 por ciento de los estudiantes que aún no han vuelto a clases presenciales está contento, y el 70 por ciento afirmó que está aprendiendo menos. Este último dato ha incrementado en diez puntos con respecto al año anterior.

Los niños, niñas y adolescentes no pueden seguir lejos de las aulas, de sus docentes y compañeros, su bienestar físico y mental, así como su desarrollo y aprendizaje, están en juego.

Acerca del estudio

En el contexto de la pandemia, Unicef monitorea el sistema educativo, en coordinación con el Ministerio de Educación, con el fin de conocer la situación de los estudiantes y docentes. Esta es la tercera ronda de encuestas y fue realizada a nivel nacional a 5.909 hogares con niños, niñas y adolescentes.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.