German Rodas: Pólit no era más que un monigote al servicio de Odebrecht

May 1, 2024

La Comisión Nacional Anticorrupción (CNA) ha sido una pieza clave en la lucha contra la corrupción en Ecuador, investigando casos emblemáticos que han marcado la agenda nacional en los últimos años. Fundada el 30 de mayo de 2015 por diversos sectores sociales, incluyendo trabajadores, indígenas, campesinos, gremios como el colegio de ingenieros, médicos, abogados, arquitectos y académicos de las universidades; la CNA se estableció con el objetivo de abordar y combatir la corrupción en el país.

Desde su inicio, la CNA ha desempeñado un papel destacado en la investigación de casos que involucran a altos funcionarios gubernamentales y personas cercanas a ellos, especialmente durante el gobierno de Rafael Correa. Su labor ha sido vital para la transparencia y la rendición de cuentas en las instituciones públicas.

Ecuadorenvivo.com conversó con Germán Rodas Cháves, coordinador Nacional Anticorrupción (CNA), quien ha liderado esta importante iniciativa desde 2019 y quien compartirá su experiencia y visión sobre el panorama actual de la lucha contra la corrupción, especialmente en relación con el reciente caso de Carlos Pólit, excontralor.

Carlos Pólit llevó a juicio a miembros de la CNA como represalia por investigar actos de corrupción bajo su administración. ¿Puedes proporcionar más detalles sobre estas acciones legales emprendidas por Pólit y cómo afectaron el trabajo de la CNA?

Carlos Pólit llevó a juicio a todos los miembros de la Comisión Nacional Anticorrupción como represalia directa por nuestras investigaciones sobre actos de corrupción durante su administración. Este tipo de acciones legales fueron una clara muestra de intimidación y represalia por parte del excontralor.

Uno de los casos emblemáticos que desencadenó esta represalia ocurrió en septiembre de 2015, cuando la Comisión descubrió sobreprecios significativos en la construcción de la Hidroeléctrica Manduriacu, llevada a cabo por Odebrecht. Demostramos un sobreprecio del 160% en esta obra, la cual consideramos fue utilizada por Odebrecht para cubrir multas exorbitantes en otros países, lo cual resultó completamente absurdo dadas las circunstancias que rodearon este proyecto.

Además, en 2016, la Comisión investigó una venta de terrenos conocida por sus actos comisorios escandalosos, donde los propietarios del terreno vendieron una propiedad valuado entre 300 y 400 mil dólares al Estado por la asombrosa suma de 10 millones de dólares. Esta denuncia también generó controversia, ya que inicialmente la Fiscalía desestimó nuestras acusaciones, relegando nuestra denuncia al olvido.

Posteriormente, como represalia directa por nuestras investigaciones, Carlos Pólit emprendió acciones legales en contra de miembros de la Comisión. El juicio finalizó el 20 de abril de 2017, cuando la jueza Karen Matamoros dictaminó una condena de un año de prisión y una multa equivalente al salario del contralor para los miembros de la CNA. Sin embargo, la retirada de las acusaciones por parte del abogado de Pólit al término de la audiencia es un claro indicio de que nuestras denuncias estaban fundamentadas en pruebas sólidas.

Este proceso legal, aunque injusto, no detuvo nuestra lucha contra la corrupción. Siete años después, la condena de Carlos Pólit en Estados Unidos por lavado de activos demuestra la validez de nuestras acusaciones y la justicia ha confirmado que el excontralor estaba en complicidad con actos de corrupción al servicio de intereses particulares y no del bienestar público.

¿Cuál cree que fue el impacto más significativo del caso Pólit en la lucha contra la corrupción en Ecuador? ¿Qué lecciones podemos extraer de este caso?

Creo que este caso sirvió como una advertencia contundente que debería encender una chispa en nuestra sociedad para que reaccionemos frente a la corrupción. Los organismos de control, como el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, a menudo afirman representar a la sociedad civil, pero en realidad, terminan estatizando la sociedad civil al distribuir los cargos de control de una manera que no rinde cuentas efectivamente. Esto crea una especie de pastel de tributos donde los intereses políticos influyen en la institucionalidad del estado, especialmente en sectores críticos como la obra pública.

Este caso ejemplifica la necesidad de una supervisión y participación más activa de la sociedad civil en el control y vigilancia de las autoridades encargadas de combatir la corrupción. Las lecciones que extraemos aquí nos recuerdan que los mecanismos de control deben ser robustos y verdaderamente independientes para garantizar la transparencia y la integridad en la gestión pública, evitando así la captura de las instituciones por intereses particulares que socavan el bienestar colectivo.

¿Qué significó para ti y para la CNA la declaración de culpabilidad de Carlos Pólit en Estados Unidos por lavado de activos?

La Comisión Nacional Anticorrupción (CNA) considera este fallo en contra de Pólit como un hito histórico, ya que valida el incansable esfuerzo de la sociedad civil durante años para desenmascarar una serie de negocios corruptos en Ecuador. Desde la venta de insumos médicos hasta los contratos en la industria petrolera y los sobreprecios en la construcción de hidroeléctricas, la sociedad civil ha jugado un papel crucial en revelar estos casos. Esto demuestra que solo la sociedad civil puede ejercer un verdadero control sobre el poder, ya que el poder tiende siempre a ocultar sus acciones, sin importar de qué sector provengan.

La Comisión Nacional Anticorrupción reafirma su compromiso continuo con esta labor cívica y ciudadana al servicio del Ecuador, asegurando que seguirá enfrentando la corrupción y defendiendo la transparencia en beneficio de toda la sociedad.


Te puede interesar


Suscríbete a nuestro boletín

Lo último