Fiscalía: exlegislador correísta se aseguraba de callar a las voces capaces de entorpecer esa actividad criminal

Mar 18, 2024

El último viernes, la lista de nuevos procesados en el caso Metástasis ha incluido a Ronny Alega, exasambleísta correísta y miembro de los Latin King. La Fiscalía ha presentado una serie de conversaciones que revelan sus vínculos con el narco asesinado Leandro Norero, líder de una red de corrupción del sistema judicial, y con su socio Xavier Jordán. Entre las acusaciones más destacadas, la fiscal general Diana Salazar sostuvo que Alega intentó «silenciar» a Fernando Villavicencio, asesinado el 9 de agosto de 2023 durante su campaña presidencial.

Alega, de 39 años, ha tenido una carrera política desde su participación en el extinto movimiento Alianza PAIS en 2006. Ha ocupado varios cargos públicos, incluido el de legislador en la Asamblea Nacional como representante de Unión por la Esperanza (UNES) desde 2021. Durante su tiempo como legislador, tuvo conflictos con otros políticos, entre ellos Fernando Villavicencio, quien denunció que Alega y otros asambleístas preparaban un plan para matarlo, al estilo sicariato, forma en la que fue acribillado en agosto pasado. Además de Alega, Villavicencio señaló a Pablo Muentes, del partido socialcristiano, hoy detenido e investigado en el caso Purga.

Alega formó parte de los Latin King, una de las pandillas que pasó por un proceso de pacificación y legalización durante el gobierno del expresidente Rafael Correa.

En el caso Metástasis, se hace referencia a Alega como «Ruso» en las conversaciones del traficante de drogas Leandro Norero, insinuando que podría haber estado involucrado en actividades delictivas para favorecer al narcotraficante.

El político ha negado estas acusaciones y ha calificado la investigación en su contra como una «persecución» por parte de la Fiscalía. Según informes de movimientos migratorios de la Policía Judicial, Alega abandonó el país el 26 de diciembre de 2023 con destino a Pasto, Colombia. Durante la audiencia de formulación de cargos, Alega aseguró tener información importante que compartir y pidió que no se le dicte prisión preventiva. Sin embargo, el juez Felipe Córdova decidió acatar la solicitud de la Fiscalía y pedir apoyo de la Interpol para localizar al exlegislador correísta, del que el expresidente Rafael Correa se ha referido como un gran orgullo.

Según indicó Diana Salazar en la audiencia, desde que inició el proceso de lavado de activos contra Norero y con la publicación de la «foto de los tetones», como Villavicencio bautizó a una fotografía que mostraba a Alega con Jordán en una piscina en Miami, los ahora procesados empezaron a preocuparse, especialmente Xavier Jordán, quien ha iniciado una persecución judicial a todos los medios de comunicación que han investigado sus actividades ilícitas: «Su participación (de Ronny Alega) estaba dirigida a silenciar a la persona que representaba la mayor fuente de develación de sus actividades delictivas: Fernando Villavicencio», dijo la Fiscal General.

«Alega se aseguraba de callar a las voces capaces de entorpecer esa actividad criminal», aseguró la fiscal Salazar y resaltó que, como legislador, Alega buscaba obtener información privilegiada para favorecer a Jordán: «No estaba para revisar las leyes, sino para acoplar la estrategia de persecución a sus opositores, para acallarlos», dijo.

Ante la difusión de lo dicho por la fiscal Salazar durante la audiencia, Alega escribió en X (antes Twitter): «Ya activó al club de la mafia mediática y pretende acusarme de forma vil y miserable de algo que bien sabe es falso. Veremos qué opina el Ecuador y los familiares de Villavicencio(+) de lo que usted (por intereses políticos) ocultó sobre su asesinato».


Te puede interesar


Suscríbete a nuestro boletín

Lo más leído