El reto del ‘SÍ’: ¿Un camino de reformas o un laberinto político en la Asamblea?

Abr 24, 2024

Triunfó el SÍ en la Consulta Popular, ¿y ahora?. El presidente Daniel Noboa ha colocado sobre la mesa una serie de reformas legales que prometen reconfigurar el panorama jurídico y de seguridad pública en Ecuador. Sin embargo, el camino hacia su implementación se ve delineado por los intrincados pasillos de la Asamblea Nacional y la frágil balanza de fuerzas políticas que allí convergen.

Para arrojar luz sobre el tema, Ecuadorenvivo.com conversó con voces legislativas, de diferentes vertientes políticas. Cada una de ellas, aportó su perspectiva. Entre los entrevistados se encuentran: Nathaly Farinango, de Acción Democrática Nacional (ADN); Jorge Peñafiel, del movimiento Construye; Passailaigue Dallyana, del Partido Social Cristiano (PSC); Rafael Antonio Dávila Egüez, asambleísta independiente; y Arturo Ugsha, miembro de Unidad Popular.

Falta de una mayoría complica el camino

Passailaigue asegura que la Asamblea ha demostrado ser «altamente ejecutiva y productiva», y la prueba son las 17 leyes que se han aprobado en corto tiempo de gestión. «Hemos demostrado que el bienestar del país está por encima de nuestras diferencia conceptuales en lo político.

Farinango cree que la falta de una mayoría en la Asamblea Nacional no debe ser problema, ya que lo que se ha aprobado cuenta con el respaldo de la mayoría de los ecuatorianos.

Por su parte, Jorge Peñafiel, asambleísta del movimiento Construye, mencionó que el Gobierno Nacional es el único responsable de la falta de gestión política en la Asamblea.

«La mayoría que se ha conformado, desde el inicio, es una mayoría que excluyó a Construye, lo que evidencia que el movimiento era incómodo con esa mayoría formada para la impunidad».

Antonio Dávila Egüez considera que la falta de una mayoría fija en la Asamblea Nacional no afectará en absoluto la aprobación de estas leyes, ya que es obligación de todos los legisladores votar a favor de las leyes que emanan del pronunciamiento popular del pueblo ecuatoriano. «No hay forma de eludir esa responsabilidad, no hay forma de incumplir un mandato popular».

Sin embargo, Arturo Ugsha de Unidad Popular cree que hay un serio problema de gestión política en la Asamblea: «desde el principio solo les interesó dialogar con las bancadas más grandes, negociaron acuerdos en secreto y con esa mayoría aprobaron el perdón de impuestos a los millonarios que adeudan al Estado, aumentaron los impuestos, allanaron el camino para las privatizaciones a través de las asociaciones público-privadas y las zonas francas, y engañaron al país al afirmar que no habría más cortes de energía».

Asamblea debe cumplir el mandato popular

Farinango considera que la Asamblea Nacional tiene la responsabilidad de ser el vehículo para materializar el mandato popular. Por lo tanto, considera que estos proyectos deben ser aprobados por unanimidad por los 137 legisladores que conformamos la Asamblea Nacional.

En esto coincide la asambleísta socialcristiana, quien recalca que la ciudadanía requiere de respuestas urgentes en seguridad. «Se puede debatir y perfeccionar, jamás obstaculilzar. Si como organismo se incumple con el mandato soberano, facilmente pueden iniciarse acciones legales».

Antonio Dávila Egüez cree que la Asamblea Nacional debe proceder de inmediato a implementar lo que el pueblo ecuatoriano ha determinado. «No hay cabida para excusas ni dilaciones; debemos ser cumplidores estrictos de la voluntad expresada por el pueblo el día domingo».

Sin embargo, el legislador Ugsha cree que, es fundamental realizar una revisión detallada y exhaustiva de los proyectos de ley que el Gobierno debe presentar a la Asamblea para implementar los resultados de la Consulta.

«Debemos asegurar que se respete fielmente la voluntad popular y evitar cualquier intento de introducir disposiciones adicionales aprovechando esta oportunidad».

Por su parte, Peñafiel resalta que es crucial «fomentar una gestión política en la Asamblea» y subraya que el movimiento Construye seguirá «manteniendo su postura desde el inicio»: respaldar las iniciativas positivas y oponerse a aquellas que consideren perjudiciales.

Asamblea analiza opciones para tramitar preguntas

Con el reloj marcando el tiempo y la presión del mandato popular sobre sus espaldas, en Legislativo se están considerando tres escenarios para el tratamiento de las leyes. No obstante, no se ha alcanzado un acuerdo entre las bancadas sobre cuál opción seguir.

Opciones:

  • Tres comisiones permanentes tomen las leyes enviadas.
  • Una sola comisión permanente se encargue de conocer los proyectos que remita el Ejecutivo.
  • Crear una comisión ocasional multipartidista específicamente para este tema.

Una vez que el Consejo Nacional Electoral (CNE) proclame oficialmente los resultados de la consulta popular y referéndum, el presidente Noboa tendrá cinco días para enviar los proyectos a la Asamblea y esta 60 para procesarlas y aprobarlas.


Te puede interesar


Suscríbete a nuestro boletín

Lo último