El líder socialcristiano

Feb 21, 2024

Jaime Nebot, como siempre -tras varios meses de silencio ante los medios de comunicación social-, ha sido absolutamente claro respecto de la situación actual del Ecuador y de la posición que tiene el Partido Social Cristiano (PSC), del cual es su presidente vitalicio, para contribuir al progreso social y al desarrollo del país en todos los órdenes y para cuyo efecto, en ningún caso, está de acuerdo con la creación de nuevos impuestos entre los cuales se encuentra el del Valor Agregado (IVA) y por cuya aprobación el boque del PSC votó en contra.

No se requiere ser su simpatizante, tampoco afiliado del PSC, para confirmar en el ex alcalde de Guayaquil, ex legislador, ex gobernador del Guayas y ex candidato presidencial, la coherencia de su pensamiento y de su positivo accionar en pro del Ecuador. En la arena política, espacio en el que son comunes los albañales, no sólo se hallan directos adversarios y detractores; también están periodistas, analistas, académicos, anónimos (unos verdaderos y otros muy bien reconocidos), que, aun cuando en círculo cerrado reconocen los aportes significativos de Nebot, públicamente lo critican y no son pocos los que, sabiendo que es mentira, lo dan “por muerto” y lo han “sepultado” políticamente.

Frente a los medios y tras precisar de que no habría de referirse a personas y sí a acciones que pueden verificarse en fuentes oficiales, el líder socialcristiano exhorta a corregir males que se agudizaron en los últimos años y en los que nada tiene que ver el gobierno que comenzó en noviembre pasado. Entonces, para atender urgentemente los problemas económicos y financieros, plantea “bajar los gastos y no subir los impuestos”, recomienda dar de baja más de 60.000 contratos ocasionales, focalizar de inmediato los subsidios de los combustibles, renegociar sin demora la deuda externa (sobre todo con China), invertir más en la ejecución de obra pública prioritaria, entre otras acciones que, en todos los casos, “no perjudiquen a los más pobres”.

El entendimiento político-legislativo con el bloque de la RC y del gobierno central es posible sólo para contribuir a la gobernabilidad que merecen los ecuatorianos. Cuando los objetivos se vuelven particulares y hasta personales, el acuerdo deja de funcionar. Por eso, cada vez que ha sucedido lo último, el PSC ha votado diferente y seguirá actuando de esa manera, reveló Nebot al tiempo de reconocer su respaldo a la consulta popular, lo mismo que a la gestión de Noboa en materia de seguridad ciudadana.

Los ciclos políticos, claro que sí, también acaban, sean estos personales o corporativos. Cuando eso ocurre no tiene por qué sorprender a nadie. Desde noviembre de 1951 existe el PSC y en 2024 sigue campante. Otros partidos, movimientos y liderazgos no han corrido la misma suerte. En fin, lo cierto es que la voz de Jaime Nebot (1946) suena ruidosamente, se escucha y se replica con especial atención a lo largo y ancho del país. Su presencia política sigue vigente, intacta y, fundamentalmente, de aporte positivo para los ecuatorianos.


Te puede interesar

México, traición y consulta

México, traición y consulta

No estoy de acuerdo con la decisión de ordenar a la fuerza pública que ingrese a los predios de la embajada mexicana y...

Ritos y conversión

Ritos y conversión

Decenas de miles de ramos bendecidos, confesiones y comuniones multiplicadas, procesiones, encuentros en el Culto de...

Los pueblos y su historia

Los pueblos y su historia

Mientras haya interesados en despejar dudas sobre cómo su lugar de nacimiento aparece en la escena territorial, cuáles...

Explosión celular

Explosión celular

No sólo será suponer sino tener la certeza de que así es. Lo que aparece y se publica con consentimiento fiscal de las...

Noboa, asamblea y fiscalía

Noboa, asamblea y fiscalía

Mientras el tiempo transcurre y el acuerdo legislativo para la gobernabilidad tambalea -si no está ya extinguido-, la...


Suscríbete a nuestro boletín

Lo más leído