Crisis y oportunidades… 

Feb 2, 2024

Por Melvyn O. Herrera C.

Arrastramos esta crisis desde el fin del saqueo de la “lotería petrolera”; luego creció con la pandemia, la que fue vencida en los 100 días en que G. Lasso nos vacunó con éxito; luego, él desperdició su más del 70% de popularidad al no asegurar su gobierno con las medidas legales que hubiesen neutralizado la fiera político-legislativa que terminó devorándolo. Los fríos números muestran la gran reactivación socio-económica post pandemia del 2022, lo que acicateó a que la citada víbora afine su veneno, el que vía un ilegal juicio político en el 2023 provocó la muerte cruzada, el evento electoral y un nuevo Ejecutivo y legislativo -éste con minúscula- mismo que fue una casi repetición del defenestrado; hecho atribuible a sospechas de fraude electoral y/o a nuestra inconciencia ciudadana.

Por ello es que el nuevo y jóven gobierno de Daniel Noboa A. encontró en soletas la economía y la vida misma del país, agravado ahora por la inseguridad delictiva provocada por los económicamente poderosos carteles de la droga que de alguna forma han manejado a buena parte de otro monstruo que nos masacra, el poder judicial -también con minúsculas-…

Con semejante escenario, Noboa recurrió a lo que sus dos antecesores obviaron, luchar con las máximas armas legales disponibles, y declaró con FF.AA. y Policía la guerra real y efectiva a la delincuencia organizada, que con la corrupción política y judicial atormentan nuestras vidas. Esto ha hecho que Noboa tenga un respaldo popular del 80%, lo que preocupa a gentes que más que soluciones a la vida ciudadana anteponen sus intereses partidistas-electorales y por ello no apoyan las lógicas iniciativas planteadas por Noboa para obtener recursos económicos que sostengan la guerra y alivien el caos fiscal al que nos han llevado el gigantismo burocrático y el inconcebible subsidio a los combustibles, principalmente.

Lo que estamos viviendo ha concienciado a buena parte de la población que acepta el alza de impuestos de rápida efectividad y anima continúe la iniciada planificación de abolir el subsidio a los combustibles, cosa sucedida en el gobierno de G. Lasso -luego del criminal paro supuestamente indígena de 18 días- revisión que no prosiguió por la avalancha de agresiones legislativas que terminaron en lo que ya es historia, siendo ahora la oportunidad de poner la casa algo en orden para asegurar la permanencia de ese dios -con minúsculas- que nos protege desde hace casi un cuarto de siglo, el Dólar y su lugar en nuestros bolsillos; a más de obviamente volver a vivir en paz y no pagando y sufriendo las vacunas y crímenes con que las mafias nos extorsionan.

Es el precio de ganar la iniciada guerra contra la corrupción y la narcodelincuencia que por nuestra indolencia permitimos aquí prospere desde hace más de una década. Así que, respaldando las ejecutorias de Noboa, FF.AA. y Policía con sus equipos y acciones, la tenue luz existente al final del tunel, se convertirá en un sol de paz y prosperidad. ¡No queda otra!


Te puede interesar

Sobre la buena y mala fe…

Sobre la buena y mala fe…

Pienso que todo lo bueno que el Homo Sapiens ha logrado en su existencia se lo debe a la “buena fe” que puso en sus...

Seúl, Corea del Sur…

Seúl, Corea del Sur…

Hace algunos años visité casi todos los principales paises del Asia y esta vez, luego de la Marathón de Tokio y de...

El percance y sus conclusiones…

El percance y sus conclusiones…

Después de casi un par de horas “flotar” en el tren bala, yendo de Kioto a Hiroshima, en la gran terminal, medio...

Hiroshima…

Hiroshima…

Es la ciudad japonesa donde sucedió “un antes y un después” de todo lo que es vida en este planeta. ¡Tremendo! En...

Tokyo / Manta 2024…

Tokyo / Manta 2024…

Con el título estoy refiriéndome a la última gran actividad del “Manta Running”, misma que fue la participación de...


Suscríbete a nuestro boletín

Lo más leído