La obligación del Gobierno ecuatoriano era impedir una fuga de Glas

Abr 8, 2024

El secretario de Comunicación, Roberto Izurieta, habló sobre el ingreso de la Policía Nacional a la Embajada de México en Quito y la captura del exvicepresidente de la República, Jorge Glas Espinel. Explicó que la prioridad del Estado ecuatoriano fue evitar una posible fuga del exfuncionario y que se repitiera lo ocurrido con la exministra de Transporte y Obras Públicas del correísmo, María de los Ángeles Duarte, quien se refugió en la Embajada de Argentina en Quito y escapó en marzo de 2023.

Negó que la detención de Glas guarde relación con la próxima Consulta Popular, programada para el 21 de abril de 2024, ya que esta no tiene motivaciones políticas, sino que busca abordar la crisis de seguridad que enfrenta el país, lo que requiere la intervención continua de las Fuerzas Armadas en los centros de detención.

Respecto al incumplimiento a la Convención de Viena, dijo que la situación de Ecuador era delicada debido al riesgo inminente de fuga de Glas y dicha Convención establece «protección a los perseguidos políticos, no a los condenados por la justicia a través de un sistema judicial independiente».

En cuanto a las consecuencias de la intervención en la Embajada de México para el Ecuador, Izurieta admitió que fue una decisión difícil, pero que las declaraciones del encargado de negocios de la Embajada de México, Roberto Canseco, quien indicó que estaban preparados para salir de la embajada, les llevó a actuar. «Nuestra primera responsabilidad es el con el sistema de justicia ecuatoriano (…) Si existe impunidad sube la delincuencia y la corrupción», enfatizó.


Te puede interesar


Suscríbete a nuestro boletín

Lo último