¿Cómo se manifiesta la epilepsia y qué hacer cuando una persona la padece?

May 2, 2024

La epilepsia es una condición neurológica que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) afecta a alrededor de 50 millones de personas a nivel global, siendo cinco millones de esta cifra residentes en América Latina. Esto la posiciona como una de las enfermedades neurológicas más prevalentes y urgentes en el panorama mundial.

La epilepsia surge debido a una actividad eléctrica anormal en el cerebro, desencadenando convulsiones recurrentes. Este trastorno puede ser provocado por una variedad de causas, desde factores genéticos hasta lesiones cerebrales, infecciones o problemas con el desarrollo cerebral. Además, las convulsiones pueden variar en severidad y manifestación, desde episodios breves y sutiles hasta convulsiones más intensas que impactan la conciencia y el control del cuerpo.

Los síntomas de las convulsiones pueden manifestarse de diversas maneras, lo que incluye la pérdida de conciencia, la inmovilidad con la mirada fija por unos momentos o movimientos repetitivos de brazos o piernas. Sin embargo, es crucial comprender que experimentar una sola convulsión no necesariamente indica la presencia de epilepsia. El diagnóstico de esta condición se establece cuando una persona ha sufrido al menos dos convulsiones no provocadas con un intervalo mínimo de 24 horas entre ellas.

Debido a esto, ante la presencia de una convulsión, la Dirección Médica de Bagó recomienda seguir los siguientes pasos:

  • Mantener la calma y asegurarse de que la persona no caiga bruscamente desde su propia altura o desde el sitio en donde se encuentre.
  • Liberarle de objetos que puedan causarle daño durante el evento convulsivo.
  • Colocarle la cabeza y el cuerpo con mucho cuidado en posición lateral para prevenir la aspiración de saliva o vómito.
  • No intentar contener los movimientos ni introducir objetos en la boca.
  • Es fundamental llamar a servicios de emergencia médica para recibir asistencia profesional lo antes posible.

Sin duda, la detección temprana y el tratamiento adecuado son fundamentales para mejorar la calidad de vida de quienes padecen esta enfermedad. Acudir al médico, seguir al pie de la letra las indicaciones especialmente del cumplimiento de la toma de medicación y realizar exámenes periódicos según las necesidades; estos pasos son cruciales para garantizar un manejo efectivo de la epilepsia y promover la salud neurológica del paciente.


Te puede interesar


Suscríbete a nuestro boletín

Lo último