Sistema eléctrico está operando al límite y necesita inversión urgente, alerta experto

Jun 20, 2024

En una entrevista con Notimundo a la Carta, Diego Morales, exgerente de Selecc Sur, ofreció un análisis detallado sobre el reciente apagón que afectó a Ecuador y la situación crítica del sistema eléctrico nacional. El apagón, que se produjo por una falla en la línea de transmisión entre las subestaciones Shorai y Milagro, dejó en evidencia las graves limitaciones y riesgos del sistema eléctrico del país.

Morales explicó que el apagón fue causado por una falla técnica en la línea de transmisión que conecta la subestación Shorai con la de Milagro, línea que evacúa energía desde la central hidroeléctrica Paute Molino. Aunque el sistema eléctrico está diseñado para operar temporalmente sin uno de sus componentes, la falla persistió y provocó una desconexión en cascada de los generadores. «El sistema eléctrico está operando al máximo de sus límites, tanto en transmisión como en generación,» afirmó Morales.



Necesidad de Inversión y Mantenimiento

Según Morales, el sistema eléctrico ecuatoriano ha estado operando al límite debido a la falta de inversiones necesarias durante muchos años. Las medidas a corto plazo, como la recuperación de algunos megavatios de generación termoeléctrica, no son suficientes para asegurar la estabilidad del sistema a largo plazo. «Se necesita invertir muchísimo para reforzar el sistema de transmisión, tener mayor generación, recuperar el parque térmico y ejecutar planes de ahorro y eficiencia energética,» destacó.

Responsabilidades Históricas y Presentes

Morales también señaló que los problemas actuales son consecuencia de años de desatención y falta de inversión. Sin embargo, subrayó que es esencial tomar acciones inmediatas para evitar futuros apagones. «El sector eléctrico fue declarado en emergencia, lo que permite y habilita llevar adelante inversiones en termoeléctricas e hidroeléctricas, y también se debe permitir que las inversiones privadas complementen y apoyen la generación que necesita nuestro país,» mencionó.

Ante la pregunta de cómo se puede operar un sistema al borde del colapso sin apagones, Morales indicó que el manejo técnico adecuado del complejo hidroeléctrico Paute Mazar, el embalse más grande del país, será clave en los próximos meses. Este embalse permitirá almacenar energía durante los periodos de baja demanda y utilizarla durante los picos de consumo, especialmente en los próximos meses cuando se prevé un estiaje prolongado.

Diego Morales enfatizó que la recuperación del sector eléctrico ecuatoriano no es posible sin recursos y sin inversión. «Necesitamos recuperar el sector y no se lo puede hacer sin recursos y sin inversión,» concluyó. La entrevista subraya la urgente necesidad de una intervención estructural para asegurar la estabilidad y confiabilidad del sistema eléctrico en Ecuador.



Te puede interesar


Suscríbete a nuestro boletín


Lo último