Las duras condiciones de Putin para poner fin a la guerra en Ucrania

Jun 15, 2024

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, enumeró este viernes sus condiciones para poner fin a la guerra en Ucrania.

Bajo estas, el gobierno de Kyiv tendría que retirar totalmente sus tropas de los territorios ucranianos que Rusia se anexó desde que lanzó su invasión en 2022.

La propuesta fue calificada inmediatamente por Kyiv de “ofensa para el sentido común». El presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, sostiene que Ucrania no negociará con Moscú hasta que las fuerzas rusas abandonen todo el territorio de su país, incluida la península de Crimea, que Rusia controla desde 2014.

Putin también afirmó que Ucrania tendría que renunciar a su intención de ingresar a la Organización para el Tratado del Atlántico Norte, (OTAN) antes de que pudieran iniciarse conversaciones de paz.

La declaración de Putin en la que expuso sus condiciones para el alto el fuego se produjo mientras los líderes de 90 países se preparan para reunirse en Suiza este sábado para debatir las vías hacia la paz en Ucrania, en una cumbre a la que Rusia no ha sido invitada.

¿Qué más dijo Putin?

En una reunión de embajadores rusos celebrada el viernes en Moscú, Putin dijo que sus condiciones son “muy simples” y que parten de que el ejército ucraniano se retire de cuatro regiones parcialmente ocupadas por sus tropas: Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia.

También señaló que Ucrania tendría que cesar en sus esfuerzos por unirse a la alianza militar de la OTAN para que se detuviera el avance ruso.

«Tan pronto como Kyiv declare que está preparada para tal decisión… una orden de alto el fuego e inicio de negociaciones seguirá inmediatamente por nuestra parte, literalmente en el mismo minuto», dijo Putin.

Además, planteó que es imprescindible que sean canceladas las sanciones económicas que ha impuesto Occidente a Rusia desde que inició la guerra en febrero de 2022.

En su discurso, también insistió que Ucrania debe pasar por un proceso de “desmilitarización” y adquirir un estatus “neutral” entre Occidente y Rusia. Y repitiendo su justificación para invadir Ucrania, señaló que el país vecino debe “desnazificarse”.

Luego de más de dos años, Rusia controla casi una quinta parte del territorio ucraniano.

Las respuestas de Kyiv y la OTAN

El asesor presidencial ucraniano Mykhailo Podolyak dijo que la propuesta de Putin es equivalente a que Ucrania admita una derrota y renuncie a su soberanía, por lo que consideró que se trata de una «completa farsa» y que es «ofensiva para el sentido común».

«Es absurdo que Putin, que planeó, preparó y ejecutó, junto a sus cómplices, la mayor agresión armada en Europa desde la Segunda Guerra Mundial, se presente como un pacificador», señaló el Ministerio de Exteriores ucraniano.

Kyiv ha dicho que la paz solo puede basarse en la retirada total de las fuerzas rusas de Ucrania y el restablecimiento de su integridad territorial.

Al rechazar la oferta de Putin, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo que tal propuesta «no se hizo de buena fe».

«Se trata de una propuesta que en realidad significa que Rusia debe conseguir sus objetivos bélicos, esperando que los ucranianos cedan bastante más territorio del que Rusia ha podido ocupar hasta ahora», afirmó.

La reunión en Suiza

Está previsto que el presidente Zelensky asista a la cumbre con 90 países este sábado cerca del lago de Lucerna, en Suiza, donde espera demostrar que sigue gozando de apoyo internacional.

El gobierno suizo ha declarado que el objetivo de la cumbre es «proporcionar un foro en el que los líderes mundiales debatan sobre las vías hacia una paz justa y duradera en Ucrania, basada en el derecho internacional y en la Carta de las Naciones Unidas».

El Kremlin señaló que tal reunión será “inútil” si no participa Rusia. China declinó su participación por la ausencia de una representación rusa.

Entre los asistentes confirmados está la vicepresidenta de EE.UU., Kamala Harris; el presidente francés, Emmanuel Macron; el canciller de Alemania, Olaf Scholz; la primera ministra italiana, Giorgia Meloni y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

La cumbre de paz se celebra después de que los líderes del G7 acordaran un esquema de ayuda para Ucrania financiado con activos rusos congelados.

Tras la invasión rusa de Ucrania, los países del G7 y la UE congelaron activos rusos por valor de US$325.000 millones. El fondo de activos genera unos US$3.000 millones al año en intereses.

Según el plan del G7, esos rendimientos se utilizarán para pagar los intereses anuales de un préstamo de US$50.000 millones para Ucrania, contraído en los mercados internacionales.

No se espera que el dinero llegue hasta finales de año, pero se considera una solución a largo plazo para apoyar el esfuerzo bélico y la economía de Ucrania.

Al margen de la cumbre del G7, Estados Unidos y Ucrania firmaron también un acuerdo bilateral de seguridad de diez años, calificado de «histórico» por Kyiv y que allana una vía de entrada a la OTAN.

Este artículo fue escrito y editado por nuestros periodistas con la ayuda de una herramienta de inteligencia artificial para la traducción, como parte de un programa piloto.



Te puede interesar


Suscríbete a nuestro boletín


Lo último