Viuda de Villavicencio: FBI habló con sicarios antes de su muerte

Jun 13, 2024

Las investigaciones sobre el asesinato del ex candidato presidencial Fernando Villavicencio siguen en curso. Verónica Sarauz, viuda del político, ha expresado su profunda insatisfacción con el progreso del proceso judicial. En una entrevista con La Hora, Sarauz ofreció detalles sobre las investigaciones llevadas a cabo por el FBI y exigió a las organizaciones políticas que dejen de usar el nombre de su esposo con fines oportunistas.

Sarauz reveló que los agentes del FBI lograron entrevistar a los autores materiales del asesinato de Villavicencio un día antes de que fueran asesinados en la Penitenciaría del Litoral. Según Sarauz, existen grabaciones de estas entrevistas en poder de la Fiscalía y aseguró que había un acuerdo para que los sicarios colaboraran a cambio de ser sacados del país: “Tengo conocimiento de que el FBI habló con estas personas, hay grabaciones de esas conversaciones, había un acuerdo para liberarlos y sacarlos del país, pero misteriosamente, un día antes de que eso ocurriera, fueron asesinados”, dijo Sarauz.



La viuda destacó la falta de avances significativos en la investigación y subrayó la necesidad de transparencia por parte de la Fiscalía: “Todo el proceso judicial ha sido muy atropellado, lo único que se genera es cierta impunidad”, comentó Sarauz.

Fernando Villavicencio, quien fue sindicalista, periodista y político ecuatoriano, fue asesinado a la salida de un mitin político en Quito el 9 de agosto de 2023, a 11 días de las elecciones extraordinarias.

En febrero de 2024, la fiscal Ana Hidalgo presentó evidencias contra seis de los 13 procesados en la audiencia preparatoria de juicio. Los otros siete, incluyendo seis colombianos, fueron asesinados en prisiones de Guayaquil y Quito. La Fiscalía sostiene que la preparación y ejecución del asesinato de Villavicencio fue organizada por una célula del grupo delictivo Los Lobos, liderada por Carlos Angulo, alias “Invisible”, y Laura Castillo, apodada “Flaca”.

Castillo jugó un papel crucial en la logística del crimen, organizando reuniones, asegurando armas y vehículos para los sicarios. Fue arrestada el día del homicidio en un automóvil robado, donde se encontraron camisetas de la campaña de Villavicencio, utilizadas por los sicarios para mezclarse con los simpatizantes del político. En los teléfonos móviles de los acusados se hallaron pruebas incriminatorias, como mensajes ordenando el asesinato y fotos descargadas horas antes del crimen. En el celular de Johan Castillo, quien mató a Villavicencio y luego fue asesinado, se encontró un mensaje de Angulo enviado a menos de una hora del asesinato: “Bien, brother. Cuando usted lo vea, le pega. Confío en usted. Hágale”.



Te puede interesar


Suscríbete a nuestro boletín


Lo último