Proponen consolidar un sistema de protección de la niñez y adolescencia

Jun 12, 2024

El diálogo con expertos y representantes de la niñez y adolescencia, de diferentes instancias tanto gubernamentales como no gubernamentales, continúa en la Comisión de Protección Integral a Niñas, Niños y Adolescentes, de la Asamblea Nacional.

En esta ocasión, participó José Luis Guerra, oficial de Protección a la Infancia de Unicef Ecuador. Guerra se refirió a la importancia de la modificación de la ley de la niñez vigente, porque es necesario un sistema consolidado de la niñez y adolescencia que, al momento, no existe.

No solamente se debe reformar la ley vigente, sino también reformar todo un sistema jurídico legal e institucional, es decir, una reforma integral para garantizar el cumplimiento de los derechos de los menores, agregó.

También le atribuyó una importancia considerable a la especialidad en la normativa de atención a la niñez y adolescencia, tomando en cuenta algunas particularidades como el interés superior del niño, derechos de supervivencia, vida e identidad, con la finalidad de que sus derechos se cumplen y materialicen. En este aspecto, consideró necesario reformar también el Código Civil, la Ley de Gestión de Identidad, códigos de procedimientos, entre otros.

Propuso que los niños, niñas y adolescentes sean escuchados y tengan opción de participar en toda entidad o institución, a fin de que sus necesidades sean comprendidas y, en base a eso, atendidas.

Para José Luis Guerra, la estructura de gobernanza y coordinación para que exista un sistema de protección a la niñez es primordial, pues su objetivo debe ser generar políticas públicas enfocadas en la atención específica y especializada de los menores. Asimismo, los servicios para este sector de la población deben ser especializados, argumentó.

La legisladora Esther Cuesta pidió al compareciente que hable sobre naciones que sí cuentan con un sistema especializado de atención a la niñez, que pueda ser ejemplo para el Ecuador. Guerra nombró a México, Brasil y Uruguay, estados de los cuales se puede emular su legislación en esta materia.

En otro tema, se refirió a los adolescentes en conflicto con la ley y al reclutamiento por grupos de delincuencia organizada. Insistió en que todo reclutamiento es forzado y que, a pesar de que se intente trastocar este delito, argumentando que puede darse voluntariamente, es importante tomar en consideración que los grupos de delincuencia organizada “son muy hábiles y eficaces para recluir sin fuerza”.

Añadió que el reclutamiento de menores de edad se produce en naciones donde hay pobreza y desatención. “No hay reclutamiento en países donde los derechos de la niñez están garantizados y existen posibilidades para desarrollar opciones de vida”, recalcó.

Luis Guerra recomendó intervenir en comunidades que se creen perdidas y que pueden ser presas de los grupos de delincuencia organizada, mediante el tratamiento con los padres de familia y el impulso de la comunicación y diálogo familiar.

En cuanto al injusto penal diferenciado, Guerra advirtió que antes de las sanciones penales, lo que debe hacer el sistema penal juvenil es rehabilitar al adolescente. “Entender que se pueda tratar a un menor como un adulto es un error, porque, inclusive, neuronalmente, está en un proceso diferenciado”, recalcó.

Por su parte, el asambleísta Lucio Gutiérrez manifestó que es necesario reprender cuando no hay respuestas positivas a la rehabilitación. Reprochó la ausencia del Gobierno Nacional en zonas de conflicto con adolescentes, así como la nula intervención para que niños y jóvenes sean rescatados de los peligros de la delincuencia común.

Arisdely Parrales, en cambio, manifestó que la regresión de derechos se produce porque “el Estado no provee esos derechos ni protección a la sociedad”. Esther Cuesta sostuvo que la represión debe ir para las bandas delincuenciales y no a los adolescentes infractores, pues, a su parecer, son víctimas de la ausencia del Estado, presupuesto y política pública.

Margarita Arotingo recordó que “Ecuador fue el segundo país más seguro de Latinoamérica porque hubo políticas públicas y se respetó la Constitución”.

Finalmente, el representante de la Unicef, cerró su participación insistiendo en que “Ecuador está en deuda con la niñez y nuestra región es la más violenta con los niños, niñas y adolescentes”.



Te puede interesar


Suscríbete a nuestro boletín


Lo último