Ladies and gentlemen, ¡The Rolling Stones!

Jun 7, 2024

Por: Diego Torres Hadathy

¡No podía creer cuando anunciaron que salían a escena! Aunque había comprado las entradas con algunos meses de anticipación y había llegado al estadio MetLife varias horas antes, aún me parecía imposible ver y escuchar a una de las bandas más exitosas y fascinantes de la historia de la música.

Keith Richards, el legendario guitarrista, fue el primero en el escenario. Tras de él Robbie Wood, el otro guitarrista e integrante de la banda original, y luego Mick Jagger -el líder de los Stones- cantando bajo las luces de las pantallas gigantes que cubrían la cancha del imponente estadio.

Desde el primer acorde de “Start Me Up” hasta el último, espectacular y dramático final de “Satisfaction”, transcurrieron dos horas inimaginables. Difícil describir lo que se puede sentir en un evento de esa magnitud, con una puesta en escena impecable, la aún notable voz de Mick Jagger y su inconfundible forma de bailar, caminar y correr en escena.

Cientos de abuelitos con la camiseta de la conocida lengua roja de los Rolling Stones estaban entre las 90.000 personas que llenaron el MetLIfe. También venían sus hijos y nietos vestidos de negro y rojo para la ocasión. Todos, o casi todos, bailaron, cantaron, aplaudieron y lloraron al ver a pocos metros a sus ídolos.

Esta banda británica surgió en 1962 con un estilo opuesto al de The Beatles, ídolos totales en ese momento. El nombre Rolling Stones vino del título de una canción de otro compositor y desde entonces llenaron estadios y playas (1.5 millones de personas en Copacabana en 2006), vendieron más de 250 millones de discos y ahora promocionan en el mundo entero su útimo álbum “Hackney Diamonds”, publicado en 2023.

Los Rolling Stones han permanecido en la cima de la historia musical durante casi sesenta años y se han adaptado y superado a los nuevos sonidos o tendencias. Sus guitarras, bajos, teclados y voces llegan a millones en todas las plataformas y emocionan hasta las lágrimas a quienes los pueden ver de cerca. “Estos son como las pirámides de Egipto, nunca desaparecerán”, me dijo un fanático estadounidense mientras comprábamos una cerveza.



Te puede interesar


Suscríbete a nuestro boletín


Lo último