Este jueves, se sabrá si el hijo de la vicepresidenta sigue en prisión

Abr 3, 2024

El día de mañana, jueves 4 de abril de 2024, a las 14:00 horas, está programada la sesión del Tribunal de Apelación, presidida por la jueza ponente Silvana Velasco, para resolver la solicitud de revocación de la orden de prisión preventiva de Francisco Barreiro, hijo de la vicepresidenta de la República, Verónica Abad. Barreiro enfrenta cargos en el denominado Caso Nene por el supuesto delito de ofrecer realizar tráfico de influencias, con una pena prevista de tres a cinco años de prisión.

Durante la audiencia de hoy, Juan Carlos Salazar, abogado de Barreiro, argumentó que la prisión preventiva no se justifica para el delito que se le imputa a su cliente, y mucho menos, que haya sido trasladado a la Cárcel La Roca, considerada de máxima seguridad. Salazar destacó que el hecho de ser hijo de la segunda mandataria del Ecuador está siendo utilizado como un elemento determinante para su vinculación por parte de la Fiscalía.

El abogado presentó ante el Tribunal diversos arraigos, entre ellos el hecho de que Barreiro tiene a su cargo un hijo menor de edad.

Por su parte, el fiscal Leonardo Alarcón recordó que Barreiro, junto con Daniel Redrován, se habría reunido en el Hotel Marriot de Quito para proponer al denunciante, Rommel P., un puesto en la Vicepresidencia de la República en el área de Comunicación, con un salario de USD 3,200. De este monto, USD 1,700 serían para los acusados y USD 1,500 para la víctima.

El fiscal mencionó que Barreiro habría hecho firmar a la víctima una letra de cambio por USD 30,600 como garantía de que las mensualidades se generarían durante el tiempo en que Verónica Abad ocupara la Vicepresidencia.

Alarcón también señaló que la letra de cambio fue quemada en un basurero, y que este hecho, junto con dos CD que contienen grabaciones de las conversaciones mantenidas, son parte de los elementos en cadena de custodia.

En cuanto a Daniel Redrován, quien actualmente trabaja como asesor de Abad en Tel Aviv, Israel, el fiscal afirmó que se tomarán las medidas correspondientes.

Alarcón instó al Tribunal a no considerar las solicitudes de la defensa de Barreiro, argumentando que la prisión preventiva fue justificada, incluso, por los movimientos migratorios realizados por el procesado durante el año 2023, que incluyeron viajes a España, El Salvador, Israel, Argentina y Bogotá.



Te puede interesar


Suscríbete a nuestro boletín


Lo último