Arrastre de Caudas se realizó en la Catedral Metropolitana de Quito

Mar 28, 2024

El Arrastre de Caudas, uno de los eventos principales de la Semana Santa en Quito, tuvo lugar este 27 de marzo (Miércoles Santo) a las 16h00 en la Catedral Metropolitana con la asistencia de Pabel Muñoz, alcalde de Quito; autoridades civiles y eclesiásticas, locales y nacionales; turistas y fieles católicos. Este ritual, que estuvo presidido […]

El Arrastre de Caudas, uno de los eventos principales de la Semana Santa en Quito, tuvo lugar este 27 de marzo (Miércoles Santo) a las 16h00 en la Catedral Metropolitana con la asistencia de Pabel Muñoz, alcalde de Quito; autoridades civiles y eclesiásticas, locales y nacionales; turistas y fieles católicos.

Este ritual, que estuvo presidido por Alfredo José Espinoza, Arzobispo de Quito y Primado de Ecuador, tuvo una connotación especial, ya que este 2024 se prepara el 53° Congreso Eucarístico Internacional que se celebrará en Quito, en el mes de septiembre, por lo que el himno oficial del congreso inició la celebración, en la que el Monseñor hizo un llamado a la fraternidad para salvar el mundo.

La ceremonia

 El Arrastre de Caudas contó con una introducción informativa sobre la Reseña, cánticos, salmos y oraciones. Le siguieron momentos como la procesión de autoridades eclesiásticas al interior de la Catedral, la Batida de la bandera, himno Vexilla Regis Prodeund (a las Banderas del Rey), el rezo de vísperas, preces.

En la procesión los canónigos vestidos de negro arrastran unas largas capas negras o caudas que simbolizan los pecados del mundo, un sacerdote camina portando una bandera negra con una gran cruz roja que simboliza el luto y la sangre de Jesucristo, mientras que seminaristas alumbran el camino con cirios. Cuando los canónigos regresan al altar se postran en el piso cubiertos por sus capas.

El arzobispo ondeó la bandera sobre el altar, los sacerdotes que portan las caudas y los asistentes para transmitir la gloria de Cristo; luego golpeó tres veces el suelo con el asta, como señal para que los canónigos se levanten sin las capas, simbolizando la muerte de Jesús para la salvación del mundo y su resurrección. Finalizó con la bendición a través de la reliquia de Lignum Crucis o verdadera cruz de Cristo.

Historia

Cuando un general romano caía en batalla, el ejército realizaba un rito fúnebre, batía unas banderas grandes sobre el cuerpo y luego sobre las tropas para que sus cualidades y valor sean trasladados.

La iglesia católica adopta este acto en la ceremonia luctuosa de ‘Reseña de la Santa Cruz’ o exaltación de la Cruz Redentora como parte de la Semana Santa para, de forma simbólica, transmitir los méritos y espíritu de Jesucristo y la salvación del mundo.

En el siglo XVI llega desde Sevilla-España al virreinato de Lima y empezó su práctica en la diócesis de Quito, en la actualidad la Catedral Primada del Ecuador es la única que mantiene está ceremonia.



Te puede interesar


Suscríbete a nuestro boletín


Lo último