AstraZeneca retirará su vacuna contra el COVID-19 a nivel mundial

May 7, 2024

La semana pasada, la empresa admitió por primera vez que su vacuna contra el coronavirus puede tener efectos secundarios poco comunes, como la trombosis, lo cual llevó a limitaciones en su uso durante el año 2021.

La compañía farmacéutica AstraZeneca ha anunciado la retirada de su vacuna COVID-19, conocida como Vaxzevria, en varios países a nivel mundial, según un informe publicado por The Telegraph el martes.

La retirada de la vacuna ha sido efectiva en la Unión Europea tras la decisión de AstraZeneca de retirar voluntariamente su «autorización de comercialización». Se espera que procesos similares se lleven a cabo en el Reino Unido y otros países que aprobaron la vacuna en los próximos meses.

La solicitud para retirar la vacuna fue presentada el 5 de marzo y entró en vigor el 7 de mayo. AstraZeneca no ha respondido inmediatamente a las solicitudes de comentarios por parte de Reuters.


AstraZeneca es una empresa biofarmacéutica global conocida por desarrollar medicamentos y vacunas. Se formó en 1999 a partir de la fusión de Astra AB y Zeneca Group PLC. AstraZeneca se enfoca en áreas terapéuticas como oncología, enfermedades cardiovasculares y respiratorias. Durante la pandemia de COVID-19, AstraZeneca desarrolló una vacuna en colaboración con la Universidad de Oxford que ha sido utilizada ampliamente a nivel mundial. La empresa se dedica a investigar y desarrollar tratamientos innovadores para mejorar la salud global.


Desde la filial española de AstraZeneca, se emitió un comunicado oficial en el que la empresa expresó su orgullo por el papel de Vaxzevria en la lucha contra la pandemia mundial. Según estimaciones independientes, se salvaron más de 6,5 millones de vidas y se administraron más de 3.000 millones de dosis en todo el mundo en el primer año de uso.

AstraZeneca aclaró que la retirada de Vaxzevria en Europa no está directamente relacionada con los procesos judiciales por efectos secundarios que se han abierto en los últimos meses. Indicaron que el excedente de vacunas debido al desarrollo de nuevas variantes del COVID-19 ha reducido la demanda de Vaxzevria, la cual ya no se produce ni se suministra.

La empresa confirmó que su vacuna puede causar «síndrome de trombosis con trombocitopenia» (TTS) en casos muy raros, aunque señaló que este síndrome también puede ocurrir sin la vacunación. AstraZeneca está enfrentando demandas colectivas que alegan que la vacuna ha causado lesiones graves y la muerte de algunas personas, y ha reconocido que la causalidad en cada caso será materia de prueba pericial.


Te puede interesar


Suscríbete a nuestro boletín

Lo último