A tres años del terremoto, Cruz Roja continúa apoyando a las comunidades

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0% (0 Votes)

CRUZROJA 123f8

El 16 de abril de 2016, un terremoto de 7,8 grados afectó las provincias de Manabí y Esmeraldas. Desde los primeros momentos, voluntarios de Cruz Roja Ecuatoriana brindaron ayuda humanitaria a las comunidades en mayor condición de vulnerabilidad.

Para enfrentar la emergencia, Cruz Roja Ecuatoriana ejecutó el proyecto “Operación Terremoto” que se dividió en dos periodos:

. Fase de respuesta: abril 2016 – octubre 2016
· Fase de recuperación: noviembre 2016 – abril 2018

La “Operación Terremoto” benefició a más de 85 mil personas en 110 comunidades de Esmeraldas y Manabí. Se donaron artículos de primera necesidad, incentivos monetarios y viviendas a las personas más afectadas. 740 familias fueron beneficiadas con el programa de Transferencia en Efectivo. Asimismo, 1.200 familias han fortalecido su estabilidad económica por medio del proyecto Medios de Vida.

“Dentro del Movimiento Internacional de Cruz Roja hemos reconocido que Ecuador se ha recuperado más rápido de esta emergencia en comparación con otros países. Sin embargo, debemos seguir trabajando por el bien de las comunidades”, indica Róger Zambrano, coordinador nacional de Gestión de Riesgos de Cruz Roja Ecuatoriana. Es por ello que, a pesar de que la “Operación Terremoto” finalizó, Cruz Roja sigue brindado apoyo.

Este es el caso de la comunidad de San Roque (ubicada en la parroquia de Charapotó, cantón Sucre, provincia de Manabí). Allí Cruz Roja instaló una planta de agua que beneficia a 157 familias. “El terremoto nos dejó averiados, perdimos nuestro sistema de agua pero gracias al aporte de Cruz Roja Ecuatoriana hoy gozamos de nuevo con este líquido vital. Somos la primera comunidad de Charapotó que cuenta con una planta procesadora de agua y eso es gracias a Cruz Roja”, mencionó José Anchundia, representante de la Junta de Agua de San Roque.

Antes del terremoto, Cruz Roja Ecuatoriana ya trabajaba con las comunidades. Por ello, personal y voluntarios continúan dentro de las provincias afectadas, desarrollando actividades y proyectos con el objetivo de preparar a la comunidad y que sepan cómo actuar en caso de que ocurra una emergencia.

Durante estos tres años se han fortalecido las capacidades de los voluntarios de Cruz Roja y de las comunidades en temas de gestión de riesgos; salud; agua y saneamiento; derechos de vivienda, tierra y propiedad; y emprendimientos, a través de talleres, charlas, material comunicacional y creación de Brigadas Comunitarias.

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Columna Publicitaria


Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?

Síguenos en Twitter...