Sacerdote acusado de abuso sexual asegura que es inocente

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0% (0 Votes)

Comunicado Sacerdote acusado e3306

Como un católico obediente a la Iglesia y temeroso de Dios se definió Luis Fernando I., sacerdote acusado de abusar sexualmente y torturar a una docena de adolescentes durante 10 años a través de la práctica de la "dinámica del pecado".

El clérigo, mediante un comunicado, aseguró que "por caridad cristiana, he guardado prudente silencio", tras las acusaciones realizadas por un grupo de supuestos afectados a través de una nota periodística publicada el pasado 9 de mayo, por el medio digital Gkillcity.

Pero este 15 de mayo, el cura emitió el comunicado, en el que tildó de "calumniosas declaraciones de odio que atentan a la verdad" y acotó que la publicación le causan "un daño moral".

Del contenido periodístico, el sacerdote indicó que "no fue contrastado en ningún momento, por lo tanto el mencionado reportaje carece de imparcialidad y confunde a la opinión pública".

En el texto, Luis Fernando I. ratificó su estado de inocencia e indicó que como prueba existe una denuncia con sentencia a su favor en la Fiscalía, con una sentencia ejecutoriada.
Recordó que en "en 25 años de vida sacerdotal nunca tuve una amonestación canónica, hasta el 2013, en contradicción con lo que expresan algunos medios de comunicación, citando fechas como 2003 y 2009".

El sacerdote aclaró que en la Arquidiócesis de Guayaquil consta "una ola de denuncias" en su contra, las que asegura no fue encontrado culpable por el delito de abuso sexual a menores.

Con respecto al proceso canónico, asevera que está en etapa de apelación.

"El obispo Mons. Antonio Arregui Yarza remitió el expediente a la Santa Sede, dando un informe con su criterio personal final, en base a supuestos no comprobados y no en base a las pruebas recabadas a lo largo de todo el proceso penal canónico y que consta en Actas".

Acotó que "nunca he reconocido que mi comportamiento ha sido una 'simple conducta morbosa y reprochable', como se asevera en los reportajes".

El cura pidió oración y resaltó que "no voy a caer en el juego de crear divisionismo, odio religioso o discriminación de ningún tipo, a pesar de que soy víctima de una persecución indiscriminada que pretende dejarme en indefensión, peligrando incluso mi integridad física". (El Telégrafo)

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?

Síguenos en Twitter...