Expreso de Guayaquil

Un Día de Muertos con todos los camposantos cerrados

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 100% (1 Vote)

Cementerio1 941ee

El COE Nacional lanzó la exhortación la tarde del jueves. Recomendó que los Gobiernos Autónomos Descentralizados inhabiliten las visitas a los cementerios públicos y privados, desde el 30 de octubre al 3 de noviembre de 2020, a excepción de los sepelios que deban cumplirse. Sustenta este pedido en el interés de reducir la velocidad de trasmisión del virus SARS-CoV-2 causante de la COVID-19, en días en los que en Guayaquil se percibe un leve repunte de contagios.

La mañana de ayer, el pedido fue acogido por Guayaquil, en el que están implantados ocho camposantos, entre privados, municipales y dos de la Junta de Beneficencia. Algo similar ocurrió con Daule, en cuya jurisdicción está el complejo funerario de Parque de la Paz, en el sector de La Aurora, que funciona como un cementerio más de Guayaquil.

La decisión del COE Cantonal desarticula los operativos que las administraciones de camposantos como Parque de la Paz, Jardines de la Esperanza y del Cementerio Patrimonial habían preparado para este feriado.

Desde la ubicación de estaciones de control y aplicación de bioseguridad, hasta contratación de equipos, como el caso de Jardines de Esperanza, que había programado la distribución de torres de sonido y pantallas gigantes. Tenían previsto un aforo del 50 % de visitantes.

Gisella Quizhpe, vocera de Jardines de Esperanza, asegura que deben acatar la disposición, pero cuestionó la decisión al mencionar que se olvidaron de la necesidad de los dolientes de visitar a sus seres queridos en una fecha significativa, y de las miles de familias vinculadas al segmento de los vendedores informales, que esperan fechas como estas para resarcir sus economías.

“Si hay permisos para ir a las playas, a los centros comerciales, se pudo contemplar algo así con los cementerios. Hay tantas personas que durante la pandemia no pudieron sepultar como es debido a sus seres queridos y esperaban un día así para rendirles homenaje”, agregó Quizhpe, quien aduce que para acoger a los visitantes a su camposanto, habían organizado un operativo de bioseguridad, muy responsable.

Algo similar había dispuesto la Junta de Beneficencia, que administra dos camposantos en Guayaquil, el Panteón Metropolitano y el Patrimonial. En un boletín enviado la mañana de ayer se indicó que personal del cementerio iba a controlar el cumplimiento de las normativas de bioseguridad, con el uso de alcohol, desinfección de calzado y exigencia del uso de mascarilla a todos los visitantes, sin excepción de persona.

Sin embargo, tras conocerse la suspensión de visitas, Gerardo Wong, administrador de Cementerio Patrimonial, adujo que se iban a allanar a la disposición. “Es lo mejor, queremos evitar que se produzca un rebrote. Para estas fechas nuestro camposanto acoge a miles de personas. De 50 mil a 60 mil. No estábamos seguros de cómo iban a reaccionar. Seguro muchos de los dolientes iban a decidir quedarse en casa, pero también iba a ver muchos que habrían decidido ir, a pesar de cualquier riesgo”.

En el caso de Parque de la Paz, que en Guayaquil tiene dos camposantos, en Pascuales y el sector del Fortín, en los que hasta el año pasado se acogían a 7.265 y 1.572 cuerpos, comunicó a EXPRESO que iban a cerrar desde el 31 de octubre al 3 de noviembre.

Tenían pendiente la resolución de los COE Cantonales de Daule y Durán. Sin embargo, EXPRESO pudo conocer por medio de los departamentos de comunicación de ambos municipios que también se adherían a la exhortación del organismo nacional.

Parque de la Paz tiene en el sector de La Aurora uno de los complejos fúnebres más importantes de la zona, y está vinculado con la demanda de sepelios de Guayaquil. Ahí están sepultadas 20.815 personas, hasta septiembre pasado.

El Día de los Muertos de este año se consolida como un evento extraordinario por la cantidad de decesos que se registraron tras el contagio masivo de la COVID-19. Ahora se ubica como una fecha insólita, con los panteones cerrados.

Un nuevo feriado sin ingresos

Criterios divididos ha generado en ciudadanos el cierre de los cementerios durante el feriado de noviembre, en espera de evitar aglomeraciones y con ello desacelerar la propagación de la COVID-19.

Quienes concuerdan con la disposición opinan que no es necesario esperar estas fechas para visitar la tumba del ser querido, “más aún en época de coronavirus”. Los que piensan lo contrario consideran que basta un adecuado control para evitar las aglomeraciones.

Edith Litardo y su hija Gisella Martillo prefieren visitar antes a sus seres queridos fallecidos. “Es lo mejor. Venimos más tranquilas, no hay aglomeraciones”, comenta Edith, antes de ingresar por la puerta 13 del cementerio general.

Los afectados directos con el cierre provisional de los cementerios son los comerciantes de flores, quienes no logran recuperarse de las pérdidas ocasionadas por el coronavirus.

“El Día de la Madre no fue bueno. Pensaba que iba a ganar algo de ‘platita’ en el feriado”, expresa Rebeca Aguilar, quien tiene su puesto en la puerta 10.

José Sisalema, otro de los vendedores, opina que lo ideal es que se permita el ingreso en grupo de 10 personas.

Mientras Jorge Díaz, pintor de lápidas, espera que “algo ingrese en estos días, de lo contrario no tendré para alimentar a mis hijos”.

Por lo pronto, el pedido del Servicio de Gestión de Riesgos (SGR) a los ciudadanos es mantener la prudencia y responsabilidad durante los días de feriado. (Expreso)

Escribir un comentario

  • Asegúrese de *Recargar* la página para mostrar un nuevo código de seguridad antes de hacer click en 'Enviar', en caso de haber ingresado un código incorrecto.

  • Código de seguridad
    Refescar

     

    Columna Publicitaria

    
    Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


    ¿Acepta HTML?

    LasMasPopulares a2cd0

    LePuedeInteresar d772d