Femicidio de Diana Carolina deja huellas en los familiares a un año del ataque a la mujer en las calles de Ibarra

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0% (0 Votes)

IglesiaIbarra 3587f

La noche del 19 de enero del 2019 Ibarra estaba convulsionada. Un hombre había tomado como rehén a una joven y tras retenerla 90 minutos terminó con su vida en la calle. Era Diana Carolina, estaba embarazada y policías miraron su crimen.

Este domingo 19 de enero del 2020 se cumple un año de ese hecho y la familia de Diana Carolina pide justicia. Hace cinco meses, el Tribunal Penal de Imbabura sentenció a 34 años y 8 meses de cárcel a Yordis Rafael Lozada, detenido por el ataque mortal. Hasta el viernes, la notificación del fallo no llegaba a las partes.

“Estos 12 meses han sido terribles para la familia”, narra Mauricio Castro, tío de Diana Carolina. Los más afectados han sido los dos hijos, que quedaron huérfanos de madre. Se trata de un niño de 6 años y de una niña de 4. Ellos viven actualmente con su padre. Los pequeños están bajo tratamiento psicológico, para evitar que esta tragedia les deje secuelas graves.

Los allegados de los niños recuerdan que cuando se produjo la muerte las autoridades prometieron una beca estudiantil para el niño y una vivienda para que los pequeños vivieran junto a su papá. Actualmente, los tres están en la casa de los abuelos paternos.

La muerte de Diana Carolina fue uno de los primeros casos de femicidio que ocurrían en el país en el 2019. Ese año se produjeron 106, según un informe de la Red de Casas de Acogida, Fundación Aldea, Taller de Comunicación Mujer y Cedhu.​

62 víctimas eran madres; 83 niños y adolescentes quedaron en situación de orfandad, según el reporte, en el cual se recogen datos del Movimiento de Mujeres La Merced y Movimiento de Mujeres El Oro.

El 57% de crímenes se cometió con arma blanca, agrega. El 86% de los femicidas eran parejas, exparejas, pretendientes o miembros del entorno familiar. Diana Carolina mantenía una relación con su atacante.

Lozada está detenido en la cárcel de Cotopaxi. Este caso de femicidio también desembocó en un proceso judicial contra 20 agentes de la Policía, quienes se encontraban en el lugar donde ocurrió todo.

El próximo mes finalizará la investigación previa por elusión de responsabilidades, antes de que se inicie la instrucción fiscal y llamamiento a juicio. De acuerdo con el artículo 291 del COIP, esta infracción penal hace referencia al servidor de las Fuerzas Armadas o Policía que eluda su responsabilidad en actos de servicio, cuando esta omisión cause daños a una persona. La pena es de seis meses a un año. (El Comercio)

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Columna Publicitaria


Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?