Parque Nacional Cajas con 23 años de protección

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0% (0 Votes)

ElCajas 35539

El clima es benigno en Cuenca. Las fuertes lluvias han disminuido. Las montañas que rodean el Cajas están nubladas, eso significa que para ir al Parque Nacional hay que arroparse un poco más de lo normal.

Desde el sector de la parroquia Sayausí, los vehículos inician la trepada a la montaña, la misma que tardará no menos de 45 minutos. A cada lado de la vía existen letreros con la leyenda “se vende trucha” y es que en el Parque Nacional se han construido decenas de piscinas para que los turistas realicen pesca deportiva.

Cerca de llegar al espacio dedicado a la Virgen del Cajas, un personaje vestido de toro saluda a los que pasan en vehículos; los choferes no dejan de pitar, pues el personaje no pasa desapercibido.

Ahí, para muchos, se venden los mejores yogur y queso. La familia Contento, procedente del cantón Saraguro, provincia de Loja, instaló un local. La temperatura sigue descendiendo, mientras se avanza a la parte más alta que es Tres Cruces y está sobre los 4.100 msnm.

Pero antes y en la misma vía Cuenca-Molleturo-Naranjal, que es de 14.5 kilómetros y que atraviesa el parque protegido, está una de las tres lagunas más grandes que tiene el Cajas y que se llama Toreadora.

Según Agustín Ordóñez, guardaparques, en una hora se puede recorrer siguiendo su orilla de la laguna, mientras que la laguna de Luspa se puede tardar entre una hora y media y dos horas, “todo depende de cómo caminen los turistas”, indica.

Siete minutos montaña arriba en vehículo se llega al sector de Tres Cruces y es donde comienza el descenso para ir a la Costa ecuatoriana. En este trayecto están localizados varios emprendimientos dedicados a la pesca deportiva y a la comida típica del lugar, como es la trucha frita; también existen senderos para cabalgar y el denominado “Camino de García Moreno”.

En el parque existen 7 rutas que son zonas de interés turístico e incluso existe un aplicativo móvil, único en el Ecuador, el mismo puede ser bajado en el celular donde están mapas y senderos ubicados en el parque protegido.

“Existen rutas que pueden tomar una o tres horas y rutas que pueden tomar varios días”, dijo el biólogo José Francisco Cáceres, administrador de las Áreas Protegidas y encargado del Parque Nacional.

Agregó que la ruta más larga es la siete, que cruza desde el occidente del parque situado en la laguna de Luspa hasta la parte oriental donde está la laguna de Llaviuco y puede tomar tres días de caminata. El clima en el Parque Nacional fluctúa entre los -5 y 18 grados centígrados.
Existen temporadas en las que la nieve “viste” de blanco las montañas. También este lugar está lleno de leyendas donde dicen haber visto duendes que se cruzan en la vía, como también platillos voladores que salen de las lagunas. (El Telégrafo)

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Columna Publicitaria


Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?