Caso Furukawa: Defensoría del Pueblo dará ultimátum al Gobierno

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0% (0 Votes)

FREDDY 493f8

Como una dilatación que tuvo como único objetivo diluir el problema, bajar la presión social y empezar a negociar uno a uno con los trabajadores, el defensor del Pueblo, Freddy Carrión, resumió los cinco meses que han pasado desde que se presentó el informe sobre la situación que se vive en las haciendas de Furukawa Plantaciones C.A.

En diálogo con La Hora, Carrión comentó que presentará un documento de conclusión sobre el estado actual de los empleados y exempleados de la empresa; así como del nivel de cumplimiento que han tenido los exhortos por parte de las instituciones estatales. Para esto, esperaba que el presidente de la República, Lenín Moreno, lo recibiera para exponerle la actualización del caso.

En abril, la Defensoría del Pueblo publicó un informe de seguimiento y, según el representante de esa entidad, la intención de este nuevo escrito será dejar en firme lo que las autoridades deben cumplir.

Problemática
Hace dos semanas, un grupo de trabajadores de las tierras que producen abacá en Santo Domingo y Los Ríos llegó a Quito para una reunión con Carrión. Allí, pudieron comentarle las últimas estrategias de los representantes de Furukawa que estarían ofreciéndoles liquidaciones muy bajas por su tiempo de trabajo.

El Defensor contó que esas denuncias han sido constantes y que no se ha notado ningún afán de cumplir con la remediación por parte de la empresa. Tampoco se han registrado mayores acciones de los Ministerios e instituciones públicas que fueron exhortadas. Según Carrión, solo Educación y Salud han hecho algunas campañas con las familias, pero hay una deuda grande del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap) que aún no se ha pronunciado con respecto a la posibilidad de la expropiación de tierras a la compañía por precarización laboral.

“60 días de clausura y una multa de 180 mil dólares para cinco décadas de explotación laboral creo que es desproporcionada", mencionó el representante, y añadió que lo que se está pidiendo de la empresa no es un favor sino el cumplimiento de las obligaciones que pasó por alto y que la sanción debe ir enfocada a aquello.

No hay acciones
El Defensor cuestionó las acciones de algunas autoridades, entre ellas, las del Ministerio del Trabajo que son las que han participado en las mesas de mediación. Además, criticó que hasta ahora ni siquiera se ha cumplido con la petición de retirar un reconocimiento que recibió Furukawa entre 2005 y 2006.

Sin embargo, en el primer informe de la Defensoría del Pueblo, no solo se hizo un llamado a los ministerios relacionados con lo laboral, sino también a la Fiscalía General del Estado y al Registro Civil. "Esto es un delito, aunque nadie lo vea así", dijo Carrión, quien mencionó que el proceso ya debería estar al menos en instrucción fiscal. Para él, el caso no es de explotación laboral sino de vulneración a los Derechos Humanos, que sí empezó con una relación laboral pero que por décadas se volvió un ciclo de opresión.

Aunque la que tiene la responsabilidad por acción es la empresa, Carrión explicó que el Estado también tiene una responsabilidad por omisión y esto no corresponde solo al actual Gobierno, sino a todos los anteriores que lo permitieron.

El informe de conclusión también se presentará en la comisión de Derechos Colectivos de la Asamblea Nacional que está analizando la situación y debe presentar un documento al respecto. Para el Defensor, las autoridades sí podían haber reaccionado con más rapidez para garantizar los derechos de los trabajadores, que de otra manera tendrían que iniciar acciones legales, con lo que se reduciría el tema a algo laboral, e igual "terminarían perdiendo". (La Hora)

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Columna Publicitaria


Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?