Arturo Moscoso: muy difícilmente renunciará Jorge Glas a ser vicepresidente, esa condición es su máxima protección

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 85% (6 Votes)

COLEGIOABOGADOS 5ac500aaaacon video new

En el programa Debate Jurídico del Colegio de Abogados de Pichincha, que se transmite los martes por Telesucesos, y que contó con la participación de los doctores Juan Carlos Solines, ex candidato a la vicepresidencia, Arturo Moscoso, politólogo y catedrático, y con la conducción de Ángel Orna se trató el tema: la coyuntura política por Odebrecht y el retiro de funciones al vicepresidente de Jorge Glas.

De acuerdo al doctor Arturo Moscoso la corrupción en este gobierno pasa mucho por cómo está construido institucionalmente el entramado del Estado. Tenemos un Consejo de Participación Ciudadana que no ha hecho su trabajo seleccionando a los mejores miembros para los cargos de control; como consecuencia de esa dependencia política tenemos un contralor fugado del país y al que se le está procesando penalmente por algunos delitos y quien curiosamente tuvo la mejor calificación.

Esa es la consecuencia de poner en los órganos de control y fiscalización a personas que tienen relación de cercanía con el gobierno, en lugar de personas que realmente controlen y vigilen los procesos contractuales en el Estado.

Para el doctor Juan Carlos Solines el tema la corrupción es un mal endémico en el mundo entero, con génesis en el ansia de acumulación de riqueza. No es que hay sociedades más propensa y otras menos; la corrupción tiene una directa relación con los niveles de madurez y de funcionamiento institucional; hay instituciones que funcionan mejor o peor.

En el caso de Ecuador parte de la estrategia política de AP consistía en la acumulación de poder, el acaparamiento de funciones y su control. Entonces la corrupción se vuelve mucho más atractiva, porque las posibilidades de que me encuentren en actos ilegítimos son muy bajas y las probabilidades de que el aparato judicial me castigue son escasas.


Se dijo que los escándalos se han logado conocer no por los organismos de control, sino por presión social y de los medios de comunicación, pese a la persecución de que han sido objeto. Se recordó que todos los escándalos son relativos a los sectores estratégicos, manejados por el vicepresidente Jorge Glas. Si hay o no una responsabilidad penal ya se verá; sin embargo, sí hay una responsabilidad política por no haber sabido controlar las áreas donde se han generado denuncias de corrupción. Por ello, para el Jefe de Estado actual sería ilógico o falto de criterio que se le encarguen las mismas áreas donde no pudo controlar los escándalos, al menos por responsabilidad política.

En cuanto a si la se han entregado o no ciertos sectores como acuerdo político y si esto constituye un distractor frente a los casos de corrupción, se señaló que los diez años de correísmo nos demostraron que son los reyes en fraguar historias y de desviar la atención. Antes se apoyaban en un régimen de propaganda pues controlaban los medios públicos y producían una serie de historietas que vendían a la ciudadanía, con ello lograban salirse de escándalos sonados y desvirtuar los dedos que les señalaban como parte de este entramado de corrupción.


Respecto a un eventual juicio político o penal en contra de Jorge Glas se manifestó que se necesita autorización de la Asamblea por ser vicepresidente; pero en el momento que él deje de serlo sí puede ser juzgado como ciudadano común, por supuestos delitos cometidos en el ejercicio de su cargo.


El doctor Solines considera que la estrategia utilizada por Jorge Glas fue equivocada al haber, a través de una carta displicente y grosera, roto las relaciones con Moreno. Esa división aparente en PAIS y los dos últimos eventos que se han dado marcan el equilibrio de fuerzas; esa falsa sabatina de Glas estuvo muy pobremente acompañada, mientras el Cambio de Guardia en Palacio tuvo el acompañamiento del todo el Gabinete y algunos prefectos. Las filas han comenzado a alinearse con el Presidente, no solo pro contrapeso a Correa, sino por haberse evidenciado esa cleptocracia de estos diez años.


Si cae Jorge Glas después de todos estos señalamientos, seguramente caerán otros que son los que quieren sostenerlo y buscan estas reconciliaciones. Es una gran oportunidad para los honestos de Alianza PAIS, que debe haber, para sanearse, para limpiarse de todo este lastre de corruptos y de ladrones que han lucrado del Estado los diez últimos años.

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios. Por favor, ingrese con su usuario y clave , o regístrese.

 

Columna Publicitaria

Columna Publicitaria


Reciba nuestros titulares por correo electrónico.


¿Acepta HTML?

Síguenos en Twitter...